Un fotógrafo fue de noche a las cataratas del Niágara con -20ºC. El resultado es hermoso e increíble

El fotógrafo radicado en Toronto Adam Klekotka ha visitado un sinfín de veces las cataratas del Niágara durante el tiempo que lleva viviendo en Canadá, pero nunca antes había decidido viajar a la gran caída de agua durante el invierno. Dos semanas después de una de las heladas más duras de la historia del país norteamericano (tanto así que algunos medios locales incluso llegaron a reportar que había lugares de Canadá que eran más fríos que la superficie de Marte), Klekotka decidió explorar la helada catarata de noche. Jamás se espero que ahí encontraría una escena iluminada que se parecía un paisaje sacado directamente de la ciencia ficción en lugar de la tan citada escena natural. Según el fotógrafo, en entrevista para el medio Colossal:

Adam Klekotka

“La temperatura estaba cerca de los -20ºC, pero por la sensación térmica y el nivel de humedad, se sentía como si hubiesen sido -30ºC. 

Adam Klekotka

Después de algunas fotos, mis manos estaban realmente congeladas. Debido a la cantidad de pequeños botones de la cámara, tuve que sacar las fotos sin guantes. Además, las gotas de agua que saltaban en el lente se iban congelando de inmediato, y tuve que limpiarlo cada par de segundos”.

Adam Klekotka

Klekotka capturó la maravilla natural desde muchos ángulos, incluyendo una cabina de observación bajo el hielo.

Adam Klekotka

Sin duda las fotografías de Kletotka ofrecen un paisaje sin igual. Como si la naturaleza no pudiese ya valerse por sí misma, el hielo le agrega otro grado de perspectiva. Lo aleja más de la mano del hombre.

Adam Klekotka

Si te interesa más del trabajo de Kletotka, puedes visitar su Instagram aquí.