Se quedaron sin mundial: Grandes estrellas que, por cosas del azar, no llegaron a la Copa del Mundo

La Copa del Mundo es el objetivo de todo jugador de fútbol, o debiera serlo. La expresión máxima de jugar por pasión y compromiso, no por dinero -aunque existan los famosos premios-, lo que lleva al deporte a sus orígenes más primitivos. Y qué más relevante que la máxima cita de la disciplina.

Aún así, el azar puede ser malicioso y cerrarle esa ansiada puerta a futbolistas que sin duda alguna merecen estar ahí. Ya sea por lesiones, errores o hasta accidentes aéreos, algunas estrellas del deporte rey nunca disputaron un Mundial.

FCBarcelona

Los casos más emblemáticos, tanto por la relevancia de los jugadores como por las causas de su ausencia, son los de dos míticos futbolistas de la liga española: Di Stéfano, el merengue y Kubala, el culé. “La saeta rubia” empezó su travesía con la selección de Colombia -en esos tiempos no había prohibición de jugar por dos países distintos-, donde jugó sólo 4 veces. Luego fue Argentina, pero la albiceleste no participó de las Copa del 50′ ni del 54′ por diferencias con la Confederación Brasileña. Ya con su tercera camiseta nacional, España, no clasificó el 58′ y ya para el 62′, con los pasajes listos a Chile, se lesionó en un entrenamiento. Con su selección.

En tanto Ladislao “Laszi” Kubala no pudo representar ni a Hungría ni Checoslovaquía por razones meramente políticas y no alcanzó a tramitar su nacionalidad para el famoso encuentro ante Turquía, en el que España quedó fuera de Suiza 54′ por un sorteo con sobres. 

Y así hay casos aún más desafortunados. Duncan Edwards, figura del Manchester United, murió meses antes de la Copa en Suecia, en el trágico accidente de Múnich.

AS

Hay otros, en cambio, que no han tenido la suerte de ser acompañados en su genialidad. El vestuario nacional, lamentablemente para ellos, no ha estado dotado del mismo talento que ellos ostentan, ni tampoco han hecho lo suficiente para acarrear a su país al Mundial.

George Best, mítico jugador de los “Diablos Rojos”, tuvo la “mala suerte” de nacer en Irlanda del Norte, en una era en que no asomaba mucho talento. Ian Rush, goleador histórico del Liverpool y Ryan Giggs corrieron una suerte similar, y a diferencia de su compatriota Gareth Bale, ni siquiera jugaron una Eurocopa con su natal Gales. A Giggs incluso intentaron ponerle la camiseta inglesa, pero lo rechazó. 

Jari Litmanen, ídolo del Ajax -hasta alzó una Champions el 95′- y con pasos por el Barcelona y el Liverpool, estuvo 21 años con su selección, la finlandesa, pero nunca logró llegar a la Copa del Mundo.

PA

Lo de Eidur Gudjohnsen es dramático. A pesar de ser el máximo anotador histórico -con 26 dianas- de su selección, no logró llevarlos a una Copa del Mundo y se retiró en 2016 con 35 años, siendo su última expedición la Euro de Francia. Sí, justo ahora.

Bruce Grobbelaar, aquel mítico portero del Liverpool que lo ganó todo en los 80′, era originario de Zimbabue -tras superar un conflicto de registro con Sudáfrica- y nunca llegó a la cita mundialista. Lo mismo con Dimitar Berbatov, máximo ariete de su Bulgaria, pero sin la suerte de clasificar a una cita mundialista.

Hasta un Balón de Oro, el único africano en la historia, se quedó fuera. George Weah, quien alzó el galardón en el 95′ y tuvo espectaculares pasos por el PSG y el Milán, nunca logró llevar a Liberia, siempre complicada por las guerras civiles que la azotaron en los 90′, a una Copa del Mundo. Pero lo de su compañero en París, David Ginola, es aún más frustrante.

PA

El dotado extremo, junto al gigante Éric Cantona, campeón de 4 Premier con el United, se quedaron fuera de Estados Unidos 94′ tras un triste episodio ante Bulgaria, cuando les bastaba sólo un empate para llegar a la Copa. Ginola intentó un centro hacia el de los “Diablos Rojos”, erró y la pelota fue interceptada para terminar en el gol de Kostadinov y la eliminación gala. Ginola nunca más fue nominado y quedó fuera de la Francia campeona del mundo en 1998.

Cantona se había quedado antes fuera de Italia 90′ y el incidente con el hincha en Inglaterra incluso lo dejó fuera de la Euro del 96′. Se retiró un año antes del Mundial.

Bernd Schuster, se quedó fuera de la Copa del 86′ por una grave lesión que le provocó Goikoetxea -sí, él mismo de Maradona en Barcelona-, y luego se rehusó a ir a un partido por el nacimiento de su hijo. Se retiró de la Mannschaft con sólo 24 años.

FLASH PRESS

La Copa del Mundo, lamentablemente, no es para todos.