Kim Kardashian y Pink se encuentran en la fiesta de Ellen Degeneres. Kim estaba muy incómoda

Ellen Degeneres lanzó la casa por la ventana con una fiesta masiva repleta de celebridades para celebrar su cumpleaños número 60. Es una fiesta a la que TODOS nos gustaría estar invitados.

Instagram Portia de Rossi

Es de esas fiestas que no importa qué habrá de comer o qué música tocarán, solo vale la pena ir para ver a famosos del calibre de Jennifer Aniston, Jennifer Lopez y Oprah Winfrey. Es de éxito asegurado.

Instagram J.Lo

Las redes sociales de los invitados dejaron en evidencia que lo pasaron de lujo. Hubo glamour, risas, tragos y… también polémicas.

Ellen fue muy generosa a invitar a todos sus amigos y conocidos, y claramente no escatimó en gastos. Pero en lo que no gastó fue en tiempo de ponerse a pensar qué hacer con “encuentros incómodos” de archi-enemigas.

La cantante Pink y Kim Kardashian estaban dentro de la lista de invitados, y su “casi” encuentro fue muy incómodo porque era la primera vez que se veían las caras luego del incidente de la lista negra de los Post It que subió Kim a sus historias de Instagram. 

Twitter Kim Kardashian

Hace unas semanas la esposa de Kanye West publicó a viva voz quiénes eran sus “haters famosos” con una lista para enviarles sus nuevas fragancias. Entre ellos estaba Pink, Taylor Swift y Blac Chyna.

Esta lista causó mucha polémica, incluso Blac Chyna llamo a Kim “acosadora cruel” y de usar tácticas de la película “chicas pesadas”.

Mientras Pink le cantaba a Ellen “What About Us”, Kim estuvo “encerrada” todo el tiempo en la cabina de fotos…su especialidad, ¿no? Pero se esforzó demasiado en demostrar que estaba “súper bien”, y subió una docena de fotos a su Twitter. 

Twitter Kim Kardashian

Pero esta vez le salió demasiado exagerado. A la cantante se la vio reír con Oprah, pero ni se apareció por la cabina de fotos, lugar que Kimmye tenía dominado por completo, en compañía de John Legend y Chrissy Teigen… y de todos los otros invitados.

Twitter Kim Kardashian
Twitter Kim Kardashian

No hay una sola foto de la cabina en que no aparezca Kim y Kanye, parecían los anfitriones de la  fiesta. Fue su refugio de la noche.

Si no tuviesen esa cara de serios todo el tiempo, realmente diría que no estaba teniendo un buen momento…