Este canguro quedó huérfano y acabó en un santuario. Ahora no puede soltar sus brazos

Es interesante cómo muchas veces logramos establecer conexiones con los animales. Especialmente porque es un lazo de amor lindo y desinteresado. Considerando esto, dime si acaso no te vas a morir de ternura cuando veas este tierno video en que un canguro que ha quedado huérfano disfruta de la compañía y amor de uno de sus cuidadores.

YouTube

Este pequeño se llama Indi. Ahora vive en el Santuario de Canguros de Alice Springs, en Australia.

Y debido a que no tiene a su madre para darle abrazos y cariño, suele buscar el afecto en los brazos de los cuidadores del recinto.

YouTube

A pesar de que decide concederle el gusto un tiempo, luego intenta sacarse a Indi de encima.

Pero claramente nuestro peludo amigo no quiere renunciar a sus cariños e insiste una y otra vez para que no le deje ir.

Es, sin duda alguna, lo más tierno que he visto hoy. ¿Qué digo hoy? ¡En todo el mes!