En Suecia los niños entran en un profundo coma y nadie sabe por qué. Sufren de un extraño síndrome

Una extraña enfermedad está afectando a los niños en Suecia y nadie tiene muy claro por qué. Cientos de ellos caen en un estado de coma cuando reciben la noticia de que sus familia serán deportadas, transformándolos en refugiados en otro país. El primer caso se registró en 1998 pero no fue sino hasta hace un par de año atrás que se habló del tema públicamente reporta El País.

El caso se da en hijos de refugiados procedentes de países soviéticos o de lo que era Yugoslavia, y de grupos minoritarios como los yazidíes. Para algunos psicólogos, el caso es calificado como una “histeria epidémica”, pero oficialmente se le llama Síndrome de Resignación.

 

BBC

Los niños que padecen esta condición no muestran síntoma físicos ni neurológicos pero de un día a otro caen en coma. Según Göran Bodegår, director de la unidad psiquiátrica para niños del Hospital universitario Karolinska, en Estocolmo, los pacientes están “totalmente pasivos, inmóviles, carentes de tono, retraídos, mudos, incapaces de comer y beber, incontinentes y sin reaccionar ante los estímulos físicios o el dolor”.

Mona Hambraeus

En un principio intentaron explicarlo diciendo que se debía al estrés pero esta teoría resultó insuficiente ya que el Síndrome de Resignación sólo se da en un país y en grupos de inmigrantes, pero no así en otros países en similares condiciones.

BBC

Cinco de los siete partidos políticos del país pidieron amnistía para las víctimas y más de 60 mil ciudadanos suecos firmaron una petición para detener la deportación de niños “apáticos”.

Sin duda la incapacidad de los gobiernos de resolver el tema de los refugiados es algo serio, más de lo que se pueda imaginar o llegar a informar a través de los medios.