Archivos de la categoría VIDA COTIDIANA

¿Cómo entrar a la Masonería?



1 - SER HOMBRE

La razón es histórica: la Masonería es una hermandad de hombres constructores (masón, en inglés, es albañil). Ya no edifican casas, pero tienen la misión de construir sociedades. Sus esposas no pueden ser miembros, pero participan en las acciones sociales y de beneficencia.


2 - TENER AMIGOS MASONES

Para entrar a la masonería tienes que relacionarte con alguien que ya sea masón, y esta persona te apadrinará. La orden está interesada en profesionales influyentes en la sociedad, como profesores, comunicadores, actores, políticos, médicos, entre otros.



3 - SER UN CIUDADANO EJEMPLAR

Un grupo de miembros investiga la vida del aspirante: sus responsabilidades y su conducta de vida son evaluadas. Para tener éxito en esa fase y poder entrar a la masonería, tienes sí o sí que cumplir con estos requisitos:

  • Ser un ciudadano ejemplar
  • Tener espíritu emprendedor
  • Tener empleo y una residencia fija
  • No ejercer actividades profesionales ilícitas
  • No haber estado nunca preso o detenido
  • Evitar vicios y drogas 

4 - DISPONER DE TIEMPO

La orden exige dedicarse a causas sociales, ya sea donando tiempo o dinero, pero sin sacrificar la vida familiar. Si el masón es casado, es importante que la esposa sea comprensiva, acepte las donaciones e incluso participe en algunos proyectos.



5 - CREER EN DIOS

Una de las exigencias para entrar a la masonería es creer en la inmortalidad del alma y en un ser superior, no importa la forma o el nombre que tenga. Los masones se refieren a Dios como el Gran Arquitecto del Universo. Miembros de todas las religiones y sectas son aceptados. 


6 - CAUSAR UNA BUENA IMPRESIÓN

En la última etapa se deben expresar las motivaciones para ingresar a la orden y pasar por una evaluación con un masón indicado por el venerable Gran Maestre. En ese encuentro, se espera que el aspirante mantenga una buena postura y contacto visual, además de demostrar nociones básicas de liderazgo, filosofía y de los principios básicos de la Masonería. Cada masón utiliza un saludo de acuerdo a su nivel de jerarquía en la orden. El de la imagen corresponde al de aprendiz.

¿Qué es la Ley de Murphy?



¿Por qué todo me sale mal? Cuando todo te sale mal, en realidad estás pensando en la ley de Murphy. Pues, la Ley de Murphy es un comentario ácido y pesimista sobre el universo que dice: “si algo puede salir mal, saldrá mal”. O sea, de ley, la ley de Murphy no tiene nada: no se trata de un concepto matemático, sino una máxima sobre la mala suerte. Se trata de un sensación de que el universo conspira para que todo nos salga mal, una visión del mundo que puede ser interpretada tanto como negativismo puro y simple o como una alerta para tomarse siempre todas las precauciones posibles.

¿Cuál es el origen del maquillaje?


COSAS CURIOSAS SOBRE EL MAQUILLAJE

En el Antiguo Egipto, tanto hombres como mujeres se pintaban los párpados con KOHL, una pasta obtenida del mineral malaquita mezclado con carbón y cenizas. El objetivo era proteger los ojos, considerados “espejos del alma”, contra espíritus malignos. Los especialistas creen que este es el origen del maquillaje.


El lápiz delineador también proviene del KOHL. El formato en bastón fue un modo de obtener trazos más delineados. En la Edad Media, el hábito fue abandonado porque la Iglesia lo consideraba una forma de vanidad.


El tono rojo en las mejillas indica buena circulación sanguínea. Y, por tanto, buena salud. En la Grecia antigua, hombres y mujeres se pintaban las mejillas con moras y algas marinas. El blush actual remonta a la Francia del siglo 18 cuando Alexander Bourjoism, dueño de una empresa de cosméticos, creó un polvo a base de frutas y remolacha. Lo bautizó como ROUGE (rojo en francés).


A lo largo de la historia, varias pueblos crearon maneras de corregir imperfecciones en la piel, función que actualmente resuelve una base.  En el Siglo 2, el médico y filósofo romano Galeno propuso una crema a base de agua, cera de abejas y aceite de olvida. Y en Japón en el Siglo 17 el secreto era una pesada masa hecha con polvo de arroz, llamada OSHIROI.


Fue el perfumista Eugene Rimmel, en el siglo 19, quien lanzó la primera forma de rímel. En 1917, el químico T. L. Willian, atendiendo a un pedido de su hermana Maybel, reinventó el producto, adicionándole vaselina y polvo de carbón. Algunos años después, fundó la empresa Maybelline y popularizó el producto en la forma de bastón en tubo, lo que facilitó su aplicación.


En la Roma Antigua, una pasta a base de cebada, cuerno de venado, miel y salitre era utilizada como protección para los labios. La moda de pintarse la boca se difundió en el Siglo 17, con pomadas de colores que luego originaron el lápiz labial.


Los Egipcios, líderes en el origen del maquillaje, también fueron los pioneros en el esmalte, pintándose las uñas con estratos de plantas. Pero fue en China en el siglo 14 que surgió la primera mezcla química con esa finalidad. Era hecha de goma arábica, clara de huevo, gelatina y cera de abejas. Los colores oscuros eran utilizados por las personas de clase alta, y los claros por los más pobres.