Archivos de la categoría Noticias

Sangre, el elemento presente en una de las cintas más populares: ¿Es el morbo lo que mueve al mundo?

“Hay quienes dicen que las atrocidades que cometemos en nuestra ficción, son deseos internos que no podemos ejecutar en nuestra civilización controlada, por lo que se manifiestan a través de nuestro arte. Yo no estoy de acuerdo. Yo creo que el cielo y el infierno son uno y el mismo. El alma pertenece al cielo y el cuerpo al infierno”, reza una de las frases que responde al planteamiento principal de la nueva y polémica cinta “The house that Jack built” del director Lars von Trier, quien en el año 2011 fue declarado persona non grata, para posteriormente ser expulsado y vetado por el cuerpo directivo del festival de Cannes.

A tres días del término del icónico festival de cine, la nueva película de von Trier, que fue excluida de la competencia internacional, fue proyectada al público y a la crítica mundial. La respuesta de los asistentes fue la misma que provocó que las autoridades de la entidad tomaran la decisión de no incluirla en la competencia. “Vomitiva”, “asquerosa” y “pretenciosa” fueron algunos de los adjetivos con las que ciertos críticos y asistentes describieron la temática de la polémica película, la cual incluso generó que muchos decidieran abandonar la sala. 

A pocos días del estreno oficial en Cannes, medios y usuarios de todo el mundo han posicionado la temática de la película en el centro del debate. Pese a que muchos han dirigido su crítica hacia el morbo que se encuentra presente en la totalidad de la cinta, muchos otros han manifestado que la película ha logrado retratar algunos de los vicios más perjudiciales con los que coexiste la sociedad actual. 

Aquellos deseos internos de los que habla el protagonista, son precisamente aquellos que logran desatarse y se manifiestan a través de los incidentes, atentados y siniestros más escabrosos que han tenido lugar en los últimos meses. Son los mismos que nos han hecho preguntarnos, en más de una ocasión, ¿qué estamos haciendo mal?

Además de instaurar el debate sobre la dirección que está tomando la sociedad, la cinta ha vuelto a resaltar la idea de que el morbo continúa siendo el elemento que mueve la atención mundial. 

IFC Films
IFC Films
IFC Films

Abusar del morbo en orden de alcanzar popularidad

Asesinar a un niño, mutilar a un pato, arrastrar un cadáver y mantener fugitivos al interior de la casa son sólo algunos de las escenas que dan vida a una de las cintas más repudiadas del último tiempo, la cual al mismo tiempo es uno de los largometrajes que más interés ha provocado desde el público. Desde tiempos remotos el sexo y la sangre han respondido a elementos que logran capturar la atención e interés del público, sin importar las externalidades con las que éstos sean presentados.

Esto bien lo sabe Lars von Trier, quien a pesar de ser despreciado y rechazado por sus colegas, es uno de los pocos directores de la industria que sabe cómo mantenerse vigente en la palestra internacional. Muchos apuntan a que el morbo es una de las técnicas más fáciles para conseguir éxito y popularidad entre la audiencia, lo que ha sido confirmado por von Trier, quien una vez más probó que el abuso del morbo es un camino seguro para triunfar en la pantalla grande.

IFC Films

Aún cuando la inclusión de contenido morboso sea públicamente abominado por la sociedad, éste forma parte de los contenidos más vistos en los sitios web, medios de comunicación, avisos publicitarios y películas, lo que permite que éstos sigan adquiriendo más y más espacio. Dicha realidad responde al placer culpable, a los “deseos internos” de la sociedad, los cuales son precisamente explorados en la nueva cinta de von Trier que hoy todos quieren ver.

De acuerdo a Nicholas Barber, crítico de cine de la BBC, decenas de personas decidieron abandonar la sala de cine de Cannes cuando la ola de escenas gráficas comenzaron a ser exhibidas en la pantalla. La película que catalogó como “oscura y espeluznante” causó estupor entre la mayoría de quienes se encontraban el lugar, sin embargo ha sido una de las más comentadas del festival, lo que responde a lo que presuntamente pretendía lograr el director. 

“Decenas de personas se marcharon con disgusto cuando The House That Jack Built se estrenó en Cannes, y si bien puedo entender sus razones, me alegré de poder llegar hasta el final. La película es una oscura y espeluznante comedia de un asesino en serie, pero, lo que es más relevante, es una oscura y espeluznante comedia asesina en serie escrita y dirigida por Lars von Trier. Eso significa que es demasiado larga, exagerada, a veces aburrida, a veces impactante, pero indudablemente una película audaz y estimulante que nadie más que el notorio y provocador autor de Dinamarca podría haber hecho”.

Ante esto cabe preguntarse el porqué, ¿por qué el (abuso del) morbo continúa generando aquella expectación/interés que difícilmente se consigue a través de la utilización de otros recursos en la industria cinematográfica?

El apellido de la madre primero: El modelo con el que muchos países buscan dejar atrás el machismo

Tras una larga espera de nueve meses, el camino a seguir para inscribir al bebé tiende a no suscitar duda alguna. Junto a la fecha de nacimiento y la información de los padres, el bebé es inscrito con el nombre escogido y los respectivos apellidos, siendo el paterno el que encabeza. Desde tiempos remotos, nadie cuestionó aquella realidad que fue impuesta e instaurada de manera simultánea al desarrollo del ser humano.

Hoy y a medida que la sociedad ha logrado visibilizar las abismantes problemáticas que genera existir en un mundo en donde el hombre prima ante todo, la voz femenina ha logrado imponerse ante los estamentos sociales que nunca antes habían sido cuestionados. Una de ellas es Manuela Covian, quien junto a su pareja, Diego Valenzuela, han tomado la decisión de inscribir a su hija que está por nacer con el apellido materno primero.

Pensando que se trataría de un proceso rápido y exento de problemas, los próximos padres se acercaron hasta el Registro Civil en Chile, en donde se les informó que deben regirse por la legislación actual, la cual establece que el apellido paterno debe ser aquel que encabece el nombre del nuevo ciudadano. Allí es donde nace la bandera de lucha que han izado a través de redes sociales, con la cual buscan que una nueva ley, que lleva el nombre de su hija Gala, permita que sean los padres quienes decidan por el nombre de su hija y no el Estado. 

“Cuando salimos de la ecografía, Diego me dice: ‘Bueno, tenemos a Gala Covian… Pongámosle primero tu apellido’. Y es algo que para mí siempre ha sido importante por muchos motivos. Además en mi familia somos sólo mujeres y se perdería mi apellido”.

#LeyGala • @diputadofuenzalida @pablovidaldiputado

A post shared by Manuela Paz Dúo (@manuelapaz_oficial) on

Bajo el hashtag #LeyGala, la pareja de músicos busca impulsar el proyecto de ley que permite escoger el orden de los apellidos de los hijos, el cual yace enterrado en el Congreso chileno. Covian y Valenzuela han esgrimido que de ser aprobado, éste no sólo beneficiaría a parejas, sino que también a madres solteras, quienes actualmente sólo tienen la opción de repetir su apellido, hecho que en muchos casos permite que el padre pierda responsabilidad sobre el hijo biológico. 

“Con esto estamos garantizando más derechos para los neonatos, porque en el fondo sí se puede poner el apellido materno, pero perdiendo los deberes y derechos que le corresponden al padre. Además los inmigrantes también se verían beneficiados. Porque por ejemplo en Brasil que es permitido poner el apellido materno primero, al inscribirse en el registro civil chileno se les cambia los apellidos”.

Agencia Uno/ Parlamentarios chilenos que buscan impulsar el proyecto

Una decisión y no una imposición 

El machismo yace tan normalizado en la gran mayoría de las sociedades que debates sobre el orden de los apellidos carece de sentido y espacios. Son cuestionamientos impropios a los ciudadanos, quienes simplemente no conocen variaciones a esta regla instaurada desde que el hombre posee razonamiento, sin embargo y conforme al transcurso del tiempo más y más legislaciones se han abierto a debatir sobre una temática que sin duda alguna no ha estado exenta de polémica. 

El hijo matrimonial lleva el primer apellido de alguno de los cónyuges; en caso de no haber acuerdo, se determina por sorteo realizado en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas. A pedido de los padres, o del interesado con edad y madurez suficiente, se puede agregar el apellido del otro. Todos los hijos de un mismo matrimonio deben llevar el apellido y la integración compuesta que se haya decidido”, reza el artículo 64 del Código Civil y Comercial de Argentina, en donde son los padres quienes eligen.

Argentina no es la única sociedad que ha tomado la decisión de modificar sus estatutos para adjudicarle el poder de elección a los padres. España, Francia, Suiza, México, Portugal y Uruguay son algunos de los países que permite que sean los progenitores quienes escojan la forma en que se conjuga el nombre de su hijo a la hora de inscribirlo legalmente.

Estados Unidos es probablemente el caso más extremo en torno a cómo se lleva a cabo la elección de apellidos a nivel mundial: antiguamente se forzaba a las mujeres a perder sus apellidos a la hora de contraer matrimonio para así adoptar el de su esposo. Pese a que dicho estatuto hoy responde a algo opcional, la primacía del apellido paterno sigue reinando en los registros civiles a lo largo y ancho de Estados Unidos, sin embargo hay quienes aseguran que esto podría tener fecha de término.

Ante esto, la pregunta sobre si la elección de los apellidos de los hijos debiese responder a un derecho natural de los padres se genera de forma natural. A medida que más parlamentarios se abren a debatir sobre esto, son más los ciudadanos que se preguntan por cuántas imposiciones sociales siguen estando normalizadas. 

Alas de pollo de 24 quilates de oro: Cómo la cultura de lo ridículo está acabando con el ser humano

Un día como cualquier otro, decenas de personas aguardaban con ansias en la Tercera Avenida de la ciudad de Nueva York, a las afueras del restaurante “The Ainsworth”, reconocido por sus hamburguesas. La mayoría creyó que se trataba de un evento privado, sin embargo pocos sabían que aquel día el local de comida estrenaría un nuevo e inédito platillo que hoy ha originado un debate a través de redes sociales.

Se trata de alitas de pollo que son rebosadas en sal durante 12 horas antes de ser fritas, para posteriormente ser bañadas en salsa y cubiertas con el polvo de láminas de oro de 24 quilates. El costo de éstas varía dependiendo de la cantidad: el plato menos costoso puede adquirirse por US$90, mientras que el más caro y que incluye una botella de champaña de la marca de Jay-Z, asciende a US$1.000.

El factor sorpresa que llevaba inscrito el platillo, permitió que muchos quisieran probarlo. Lo que comenzó como una idea de hacer algo extravagante, se convirtió rápidamente en un éxito de ventas en la ciudad de Nueva York, lo que ha permitido que chefs de todo el mundo lo perciban como una buena idea para instaurar en sus restaurantes.

En conversación con CNN, el presidente de Paige Hospitality (propietaria de The Ainsworth), Brian Mazza manifestó que el platillo nació de la idea de crear algo nuevo y extravagante nunca antes visto en el mundo, deseo que cumplieron a cabalidad. 

“Queríamos crear algo exagerado que nunca se haya hecho antes, y nunca antes has visto o probado algo así”.

Casey Neistat
Casey Neistat
Casey Neistat

El hecho no sólo provocó asombro por parte de usuarios de todo el mundo, sino que gran parte de los comentarios que surgieron a raíz del evento fueron esgrimidos de forma negativa. Muchos manifestaron que resultaba irrisorio que un país disfrutara comer alimentos bañados en oro, mientras que al mismo tiempo, a kilómetros de distancia de allí cientos, miles y millones de personas están muriendo de hambre.

“Por favor dejen de publicar alitas de pollo de oro, a menos que sea para decir que todos los que están involucrados fueron arrestados”.

“No hay nada más desolador que ver a niños sufriendo porque no tienen nada que comer, mientras que acá en América están comiendo alitas de pollo de oro”.

“Gente adinerada poniendo oro a sus alitas de pollo es la prueba de que la gente rica no son genios innovadores. Son sólo niños de 12 años con dinero que no saben qué hacer con él”.

¿Inaceptable?

FAO Porcentaje de hambruna mundial en 2013

Pese a ser un tema bastante invisible en Occidente, la hambruna responde actualmente a uno de los peores problemas en el planeta. De acuerdo al Programa Mundial de Alimentos (PMA) existen 925 millones de personas que coexisten con severos niveles de desnutrición, a las que se suman aquellas que por conflictos bélicos han pasado a ser parte de la población más vulnerable del mundo.

La realidad que vive el mundo actualmente genera que en la práctica, ingerir alimentos bañados en oro sólo por diversión, responde al resultado de un cúmulo de vicios con los que coexiste la sociedad y los cuales amenazan constantemente con acabar con la verdadera esencia del ser humano. 

Alimentos con oro y un sinfín de excentricidades que pueden ser identificadas en las múltiples plataformas de redes sociales que hoy existen, dan cuenta de que hoy no hay límites a la hora de llamar la atención. Debido a que la aceptación de terceros se ha convertido en una de las grandes ambiciones y/o metas de la sociedad de hoy, es común ver fotografías, videos o publicaciones que acaparan la atención a raíz de la presencia de morbo, contenido sexual explícito y excentricidades carentes de sentido como lo son las alitas de pollo bañadas en oro.

Jonathan Cheban

Uno de los elementos más preocupantes es que pese a tratarse de un hecho que carece de todo tipo de lógica, es algo aplaudido por muchos que se encuentran a años luz de poseer consciencia sobre la realidad actual. Si bien existimos como seres individuales, en el ser humano recae el deber de desarrollar la empatía en función de lo que ocurre en el resto del mundo, aquello que tiene lugar fuera de los límites de Occidente y que está acabando con la vida de personas inocentes.

“Lamento no haber tenido sexo hasta los 37 años” La demoledora carta de un viudo célibe involuntario

Para muchas personas, hablar de frustraciones sexuales representa una gran dificultad. En una cultura en la que el sexo está relacionado más que nunca al disfrute, el autoconocimiento y la exploración de los cuerpos ajenos, es realmente muy difícil el aceptarnos como personas “no tan sexuales” como otras; o, simplemente, como sujetos que hemos incursionado menos en este tipo de experiencias. 

Actualmente, la mayoría de las personas pierden su virginidad llegando al final de la adolescencia. Los cuerpos, tibios e inquietos, sienten una extraña necesidad por verse entre sí a esa edad. Es el estereotipo típico de las hormonas inquietas entre los 16 y los 18 años. Pero, a pesar de la sobreestimulación relacionada a la cultura del sexo en la que vivimos, no todas las personas tienen sus primeras relaciones a la misma edad.

Joseph

BBC

Joseph tiene 60 años, es viudo, y no tuvo sexo hasta acercarse a los 40. Probablemente un antecedente importante a lo que se conoce como “involuntariamente célibe”, pero con una sensibilidad y una inteligencia increíblemente profundas, Joseph relató su experiencia a la BBC. En un texto que funciona como una especie de carta abierta y testimonial, profundiza sobre el dolor de verse privado del contacto humano, y cómo llegó a solucionarlo hasta ser quien es el día de hoy.

Según él, la oportunidad para mantener relaciones nunca se presentó. Tímido, ansioso, y con una baja autoestima, siempre sintió que funcionaba en otro plano a pesar de no estar aislado:

“Siempre tuve amigas pero nunca fui capaz de trasladar esas relaciones al plano íntimo”.

Según el testimonio de Joseph, siempre estuvo rodeado de chicas en la escuela, pero una cierta torpeza lo limitaba a tener los acercamientos que sus otros compañeros sí lograban. En la universidad, pasó lo mismo: él sabía de antemano que no iba a acostarse con nadie. Su enorme falta de autoestima lo echaba abajo antes de siquiera intentar un acercamiento con el sexo opuesto.

Además de su baja autoestima, Joseph siempre fue un sujeto muy reservado. Jamás habló de esto con sus amigos, y ellos tampoco le preguntaron nada. Nunca cayeron sobre él esos interrogatorios de “eh, ¿por qué no sales con nadie?”. Al parecer, todos sabían que se trataba de algo delicado, y él agradece (de cierta vaga manera) que hayan sido discretos con él.

En cuanto al estigma social de las relaciones, Joseph profundiza asegurando que hay una suerte de “inversión cultural” en tener éxito con el sexo opuesto (sobre todo en la cultura sobreideologizada de la masculinidad). En todas las películas y canciones populares el muchacho se casa con la chica linda. Las relaciones tempranas son algo hermoso que merecemos descubrir, y hay una suerte de elemento cultural en convertirse en hombre.

La soledad de Joseph se acentuaba al ver cómo transcurrían las vidas de sus amigos: poco a poco, los veía estar cada vez más resueltos. Comenzaron a tener novias, a casarse. Él se quedó a un costado, viéndolo todo. Ser testigo del amor ajeno tuvo un grave efecto en su autoestima. Triste y solitario, comenzó a carecer de toda clase de contacto humano. Ya no era solo el no estar en una relación lo que lo hacía sentir vulnerado. Su familia era su único nexo cercano. De a poco, y sin darse cuenta, comenzó a aislarse:

“Durante unos 15 o 20 años no me tocó ningún ser humano que no fuera mi familia inmediata, como mi madre, padre o hermanas. Cualquier otro tipo de contacto aparte de ese estuvo ausente. Así que no solo era una cuestión sexual”.

Joseph dejó de sentir emociones fuertes por personas por las que sentía algún tipo de atracción. No había placer ni sentimientos profundos. Al ver a alguien por quien sentía alguna clase de interés, caían inmediatamente sobre él la tristeza y la desesperanza. No tenía miedo de ser rechazado. Solo le resultaba irrelevante el contacto, pues estaba seguro de que no tenía ninguna esperanza en la reciprocidad de las emociones.

Desde entonces, el autor de la carta solo dejó de acercarse a las mujeres. Se arraigó en lo más profundo de sí mismo la creencia de que el solo hecho de acercarse ya era un error, y que a ellas podría resultarles una imposición social y de cortesía el tener que mantener una conversación con él. Según lo que le había enseñado su forma de vivir las relaciones, ellas tenían derecho a vivir su vida y disfrutar una noche de fiesta sin que nadie las abordase.

La terapia del cambio

BBC

A pesar de haber sido amigo de muchas mujeres, Joseph está seguro de que casi ninguna de ellas sentía ni la más mínima atracción hacia él. Jamás recibió una invitación a salir de parte de nadie. Se fue hundiendo de a poco en el hoyo en el que entró siendo muy joven.

Cerca de los 35, la depresión de Joseph se agravó y alcanzó un nivel clínico. El médico le recomendó antidepresivos y él comenzó a ir a terapia. Allá, las cosas comenzaron a cambiar: su terapeuta le hizo ver que había cosas de sí mismo en las que sí había un gran valor y que su autoconfianza era una imposición de sí mismo. Según su testimonio, los antidepresivos también jugaron un papel importante. Le ayudaron a desprenderse rápidamente de la timidez.

A todo esto hay que sumarle que a los 35 años ya no se es la misma persona que se es en la universidad. El nivel de madurez y las ideas que se tienen sobre la vida pueden cambiar drásticamente en ese período de tiempo.

Dos años después, Joseph había invitado a salir a alguien. De eso, asegura, surgió una breve amistad.

En su primera cita se sentía nervioso. Era una experiencia que, casi llegando a sus 40 años, nunca le había tocado vivir. Pensó que era agradable. A pesar de los nervios logró pasarlo muy bien. De inmediato, le dijo a la mujer que lo acompañaba que sería lindo volver a verse. Desde entonces, las cosas comenzaron a funcionar solas. Joseph había entrado por primera vez en la rueda del romance. 

Unas pocas semanas después de verse por primera vez, Joseph y su cita tuvieron relaciones sexuales. En ese momento, asegura, la experiencia que tenía su compañera y la ternura de los nervios le resultaron una sensación increíblemente grata: En sus palabras:

“La experiencia fue emocionante y placentera. Hay gente que dice que la primera vez no se disfruta, pero yo sí la disfruté”.

No le contó a ella que era su primera vez. Pero no por vergüenza, sino por no encontrar la ocasión. Según él, habría sido trasparente si se lo hubiese preguntado. 

A pesar de que esa relación no prosperó, le quedó el recuerdo de una buena primera experiencia. Un año y medio después, conoció a su esposa en el trabajo. Asegura que la encontró realmente bonita. Llamó su atención de inmediato. Preguntó a una amiga suya si estaba soltera, y ella terminó uniéndolos. 

El día del cumpleaños número 40 de Joseph, tuvieron su primera cita. Un año y medio después, estaban casados. Según cuenta él, era una persona realmente especial. Nunca fue juiciosa ni cruel con él cuando decidió hablarle de su historia sexual. Siempre fue abierta, receptiva y muy comprensiva. Joseph declara que su relación estuvo fuertemente basada en un potente lazo emocional. 

Conoció lo que era el amor completo.

17 años después, el 2015, la esposa de Joseph murió. Después de la pérdida, una gran sensación de vacío lo hizo sentir que la conoció demasiado tarde y durante muy poco tiempo. Sin embargo, también cree que fue en el momento adecuado. Seguramente de jóvenes, ella no hubiese estado interesada en él. 

Un luto doble

BBC

Hoy, solo en casa, Joseph piensa en su juventud con una profunda sensación de arrepentimiento. Hay un montón de recuerdos que existen en la memoria colectiva, y que él no pudo generar: no conoció la timidez de las idas al cine, tomar helado en las primeras citas, ni las primeras cenas en restaurantes con los sueldos recién ganados. Volviendo a su yo de hace algunas décadas, y pensando en personas que estén en su situación, solo tiene una idea para darles:

“Tómatelo en serio”.

Además, Joseph recomienda prestar ayuda cuando ve que las personas tienen problemas para interactuar en la búsqueda del amor. Según él y su propia experiencia, lo habría negado siendo joven, pero si el tema se toca con tacto y gentileza, tal vez podríamos llegar a ayudar a alguien. De acuerdo a una larga y dura experiencia, no siempre hay que asumir que las personas están solteras por opción, y es necesario brindarles apoyo. 

En la larga carta, se plantea que no está mal sentirse nervioso ni desear estar con alguien. Todos esos sentimientos forman parte de la hermosa experiencia humana, y negarse a estos es privarse de una experiencia emocional.

Por último, no es necesario implantar la imagen de las personas sin pareja como sujetos torpes o extraños. Nada cambió en Joseph en el antes y el después de conocer a su esposa. 

Finalmente, Joseph remata con una hermosa idea sobre el amor y la idea de ser amado:

“No existe un derecho a ser amado o a encontrar el amor, pero buscarlo todavía es un deseo válido en la vida. Carecer de afecto no es culpa de nadie, son sólo las circunstancias.”

 

 

Por su mala conducta, le dio una paliza a su hija en la escuela. El problema de pegar para “enseñar”

Los correctivos a los hijos son un tema que se ha extendido durante generaciones y que, afortunadamente, están cada vez más vetados en la sociedad occidental. Los retratos de época parecen ser siempre una construcción ideal de un tiempo que fue mucho mejor: si pensamos en los años ‘5o, por ejemplo, probablemente solo se nos vengan a la cabeza imágenes maravillosas sobre ciudades en ciernes que se convertirían en grandes metrópolis; hombres elegantes envueltos en trajes carísimos que pueden fumar todo el día amparados en la ignorancia de las consecuencias; y enormes y elegantes casas a precios aún accesibles en la época en la que la población seguía sin explotar. Claro, bajo esas normas imaginativas todo parece funcionar a la perfección, pero al hacer esos ejercicios olvidamos el machismo arraigado y acérrimo de la época, y las brutas formas de crianza. 

Ahora, parece ser que los padres han logrado adquirir mayor conciencia sobre las posibles consecuencias de golpear a los hijos: según estudios recientes, los golpes no solo son inútiles como correctivos, sino que incluso podrían potenciar el desacato a la autoridad y otras actitudes rebeldes de los muchachos que son golpeados por sus padres. De acuerdo a la opinión de los expertos, en lugar de “mejorar” las cosas que ellos esperan, los golpes no hacen más que empeorarlas. 

A esto hay que sumarle que la cultura de la información inmediata en la que vivimos, aporta a que la visión de los padres sea más transversal y unánime: hoy en día, programas de televisión, páginas de internet y redes sociales condenan los golpes a los hijos. Con tanta sobreexposición ante el tema, parece que termina siendo algo lógico que las palizas con el fin de “corregir” actitudes que creemos condenables, son un severo error que los padres deben frenar y revisar.

Miami, 14 años

Pero resulta que en temas como estos, nunca hay consensos totales sobre la manera correcta de actuar. Y esta vez un oficial de policía fue quien lo demostró contra su hija de 14 años. 

Miami-Dade’s State Attorney’s Office

El pasado 19 de marzo, Raymond Rosario, un hombre de 44 años y que lleva 24 ejerciendo como policía de Miami, fue llamado a la escuela a la que asiste su hija de 14 años. La razón para el llamado de atención y la citación, era que la adolescente le habría faltado el respeto a su profesor.

Rosario acudió molesto a la escuela. Y, en la sala de espera de la escuela, donde aguardaba a que su hija regresara de su charla con el director, el hombre no estuvo dispuesto a controlar más su ira y en un terrible arranque de agresividad, tiró del cabello de su hija y la golpeó con sus puños y cinturón. A pesar de estar en un recinto educacional, con otras dos personas además de su hija en la misma sala, y con la obvia sospecha de que el circuito cerrado de televisión del establecimiento lo captase (cosa que finalmente pasó), ninguna de esas posibles advertencias ni consecuencias lo frenaron al momento de agredir brutalmente a su hija.

En el vídeo se logra ver que, a pesar de no haber estado solo en la sala, ninguna de las otras dos personas que pueden verse en el vídeo son capaces de intervenir la situación. Ellas, ambas mujeres, miran de reojo al agresor e intentan mantenerse en sus actividades con la mayor calma posible. Según un reporte de la NBC sobre el ataque del abusivo padre, se cree que una de las mujeres del vídeo, la que está sentada del otro lado del mesón y fue captada con mayor facilidad por la cámara, era una mujer embarazada que se sintió demasiado atemorizada como para poder intervenir en la situación. No se refirieron a la otra mujer, pero es fácil suponer que cualquier persona se sentiría, a lo menos, intimidada ante la agresividad de un hombre que trata a su hija de esa manera. Además, se está hablando de un funcionario público de la ley: una persona que tiene un vasto entrenamiento teórico y práctico sobre cómo reducir a otros mediante el uso de la fuerza.

Miami-Dade’s State Attorney’s Office

Gracias a la entrega de las imágenes de las cámaras, Raymond Rosario fue detenido y recibió cargos por abuso infantil. El 2 de abril debió entregarse a las autoridades. En el informe del arresto, al que tuvo acceso el periódico local The Miami Herald, se declara que la joven le habría dicho a la policía que “no sufrió de ninguna herida demasiado seria ni visible” después de la golpiza.

Actualmente, el oficial se encuentra suspendido de sus actividades (a pesar de que le mantienen la paga), y se espera que deba pagar una multa más o menos alta. De no recibir ninguna pena de cárcel efectiva, Rosario podría volver a sus actividades en la fuerza policial. 

Miami-Dade’s State Attorney’s Office

La escuela también decidió emitir un comunicado en el que se declara que una de las mujeres presentes estaba embarazada, y sus nervios no le permitieron intervenir ante la estresante situación. Al igual que la NBC, tampoco se refirieron a la otra mujer. En la declaración la escuela también aborda el problema del abuso de los padres hacia sus hijos:

“La escuela siguió el procedimiento para denunciar el desafortunado incidente que ocurrió en la oficina. Los testigos lo reportaron a la administración tan pronto como el padre abandonó el edificio, y el establecimiento inmediatamente lo reportó al departamento de Niños y Familias, quienes se hicieron cargo de cumplir la ley. La escuela aún está investigando el incidente y el protocolo.

El padre, quien es un oficial de policía y suele visitar la escuela con su uniforme, se entregó a las autoridades.

La persona que presenció el acto es una futura madre que no sabía si el padre portaba un arma. Asegura que, en el momento, temió tanto por la seguridad de la víctima como por la de su hijo no nacido”.

“A mí me pegaron y así aprendí”

Al enfrentarse a casos como estos, la opinión de los padres suele estar dividida sobre la moral de un acto de esa naturaleza. Algunos tienden a sostener que no hay nada malo en golpear a los hijos, pues el miedo generado ante los golpes tiende a evitar las conductas que llevaron a esa situación. Muchas veces, esos mismos padres tienden a desestimar las opiniones ajenas asegurando que ellos tuvieron una crianza normal bajo esos mismos criterios. 

Miami-Dade’s State Attorney’s Office

Generalmente, el círculo de la violencia es uno que tiende a perpetuarse. Si los padres golpean a los hijos, las posibilidades de que ellos repitan estos modelos de castigo se disparan. Los padres abusadores fueron, casi siempre, hijos abusados durante su infancia. 

A estas alturas, parece seguir siendo necesario preguntarse dónde se acaban los derechos de los padres por sobre los hijos. Pues, a pesar de estar obligados de brindarles educación y sustento, estos son sujetos, y no representan un bien propietario del que ellos puedan disponer a su antojo. Y, bajo esta lógica, el golpear a un hijo (sin importar si es o no de una manera tan frenética como la del padre del vídeo) es un acto que merece consecuencias inmediatas de parte de las autoridades.

Miami-Dade’s State Attorney’s Office

Probablemente muchos sigan pensando “a mí me golpeaban y crecí sin ningún problema”, pero es hora de darse cuenta que el solo hecho de crecer para reproducir esas conductas con los hijos, ya es un problema en sí mismo.

“Ella lleva un embarazo por mí”: La maternidad subrogada y el debate legal sobre quién es la madre

En el año 2013 y a raíz de un embarazo ectópico cervical, Marión Yánez (38) perdió su capacidad de engendrar. Lo que era un embarazo inviable y peligroso para la salud de la madre, resultó en un procedimiento médico en donde su endometrio se vio permanentemente dañado. El sueño de ser padres se convirtió en largos procesos de internación clínica, costosos exámenes e inseminaciones artificiales, sin embargo y pese al esfuerzo tanto de Claudio y Marión como de los médicos especialistas, no resultó.

La adopción fue lo que inmediatamente se anidó en sus cabezas. Iniciaron el proceso y asistieron a múltiples charlas que los prepararían para recibir y posteriormente criar a un niño ajeno como propio. Todo iba bien hasta que conocieron de cerca el relato de un niño que fue adoptado, luego de vivir una vida de sufrimiento, abusos sexuales, abandono y violencia al interior de un centro de acogida del Estado de Chile. “No somos capaces”, fueron las palabras con las que la pareja cerró el proceso tras verse imposibilitados emocionalmente de recibir a un niño que hubiese sufrido tanto. 

Parecía que su anhelo no llegaría a buen puerto, hasta que la pareja escuchó hablar sobre la maternidad subrogada. Gracias a internet se dieron cuenta que en países extranjeros existían clínicas y centros especializados en los vientres de alquiler, sin embargo los costos superaban los 100 mil dólares, cifra que debía sumarse a los cerca de 50 mil dólares que cobraba la mujer que aceptaba albergar el embrión. 

Pese a que el procedimiento representaba algo cada vez más común en el extranjero, en Chile no existía información. Pese a que buscaron ampliamente sobre casos de éxito en su país de origen, Marión y Claudio no hallaron nada útil. Todo cambió en mayo de 2017. “¡Es posible hacerlo en Chile, lo acabo de ver en televisión! Tengo el nombre del doctor: vamos a verlo. Yo te presto mi útero para que tengas un hijo”, fueron las palabras con las que una tía de Marión, Alicia, cambió por completo el panorama. 

“Quería ayudarla. Por el cariño que le tengo a ella y a sus papás. Me dolía su falta, porque tiene todo para tener un hijo: un buen compañero, una casa linda, tantas ganas de dar amor”, dice Alicia (nombre falso para proteger su identidad) en conversación con Revista Paula

Mega

“Ahí están tus hijos”

Marión conoció a Alicia cuando tenía tan sólo 15 años. La mujer que hoy alberga a su hijo Agustín, se mudó junto a su esposo a una casa cercana a la que vivía ella con sus padres. La cercanía física permitió que las dos familiares se hicieran amigas, prácticamente cómplices. Alicia fue su madrina de confirmación y hasta el día de hoy es una de las personas más importantes de su vida, junto a sus padres.

La grandiosa oferta, imposible de negar, ofrecida por Alicia generó que la pareja se pusiera en contacto con la Fundación Médica San Cristóbal, en la ciudad de Santiago. Allí el doctor César Cafatti le explicó a Marión y a Claudio que debido a que en Chile la maternidad subrogada no se encuentra sujeta a regulación, el proceso de pagarle a una mujer para esos fines se prestaba para dolorosas confusiones legales. 

Al notar la presencia de Alicia, el doctor supuso inmediatamente que la pareja poseía claridad respecto a lo difícil que era hallar una mujer externa que aceptara albergar su embrión. “Veo que vienen preparados”, fueron las palabras del profesional al advertir que la pareja venía acompañada. 

El largo proceso recién comenzaba: Alicia se sometió a una decena de exámenes médicos para asegurarse que estaba en buenas condiciones para albergar un embrión a sus 47 años de edad. Los positivos resultados incentivaron aún más a la pareja, quienes junto a Alicia debieron viajar a Perú, lugar en donde se encuentra la clínica de fertilidad recomendada por el doctor.

Cuarenta y cuatro mil dólares ha sido el costo aproximado de todo el tratamiento, el cual incluye los pasajes y la estadía que han debido costear en Lima. Lo más costoso aludió a la fecundación in vitro que fue realizada en el centro peruano, lo que posteriormente fue sucedido de una biopsia para detectar los embriones que estaban en buenas condiciones para alojarse en el útero de Alicia.

“Hasta ese momento lo habíamos conversado por encima, pero ahora era inminente. Mi hijo del medio me dijo que le daba miedo. Traté de tranquilizarlo. Mi marido también estaba preocupado de que me embarazara a esta edad. El que mejor entendía todo era Teo, el más chico: él sabía que tenía que ir a Lima a que me pusieran la semillita en la guata. Además, quería viajar conmigo”, relata Alicia cuando llegó el momento de viajar a Perú.

“Ahí están tus hijos”, fueron las palabras con las que una enfermera le entregó a Marión la fotografía de los dos embriones que eran aptos para ser fecundados, uno femenino y otro masculino. Al interior del pabellón estaba el doctor, una enfermera y Alicia, quien durante todo el tiempo por el que se prolongó el procedimiento, sostuvo fuertemente la mano de Marión.

Diez días después Alicia se realizó el test de embarazo que ratificó que serían padres. “Mi amor, vamos a ser papás”, fueron las palabras con las que Claudio llamó llorando a Marión para contarle la noticia. 

Mega
Mega

La madre biológica no reconocida ante el Estado

Hoy y con siete meses de gestación, los futuros padres enfrentan la mayor lucha del proceso: ser reconocidos ante el Estado como los padres biológicos de Agustín. Pese a que la maternidad subrogada no está sujeta a una ilegalidad en la legislación de Chile, existen vacíos legales que provocarían que Alicia sea reconocida como la verdadera madre del hijo de Marión y Claudio.

De acuerdo al artículo 183 del Código Civil “la maternidad queda determinada legalmente por el parto, cuando el nacimiento y las identidades del hijo y de la mujer que lo ha dado a luz constan en las partidas del Registro Civil. En los demás casos la maternidad se determina por reconocimiento o sentencia firme en juicio de filiación, según lo disponen los artículos siguientes”. Dicho estatuto legal impediría que los padres tengan la posibilidad de inscribir a Agustín como propio en el Registro Civil. 

En 2016, un grupo de parlamentarios del Partido Por la Democracia presentaron un proyecto de ley que busca regular la maternidad subrogada y entregarle derechos a la madre biológica sobre el hijo, sin embargo éste sigue ser discutido en el Congreso.

Hoy y pese a las desavenencias legales que podrían impedir que la pareja ejerza su derecho como padres genéticos, la pareja lleva a cabo una movilización a través de redes sociales, con la cual buscan que Agustín pueda ser inscrito bajo los apellidos de ambos en el mes de junio, fecha en la que está presupuestada la cesárea de Alicia. 

Marión Yánez

“Mercantilizar el cuerpo de la mujer”

En los países que se ha debatido sobre la regularización de la maternidad subrogada, existen registros que mantienen a mujeres que buscan servir como vientre de alquiler para aquellas que no pueden ser madres o que simplemente buscan evadir las consecuencias de un embarazo natural. A raíz de esto, muchos creen que la maternidad subrogada se asocia con una vulneración de las mujeres más pobres, que aceptan el trato a cambio de dinero.

En cuanto a esto, la escritora española Silvia Nanclares, autora del libro “Quién quiere ser mamá”, aseguró que es irresponsable legislar sobre la maternidad o gestación subrogada, ya que se trata de un debate social que recién se ha instalado a nivel mundial. Para Nanclares este proceso es “mercantilizar el cuerpo de la mujer”.

“Se trata de una capitalización de la capacidad proceadora de la mujer, como la natalidad forzosa de los países comunistas, robo de bebés en el franquismo. Entra dentro de un debate de género muy amplio. Es mercantilizar el cuerpo de la mujer”.

Estos estándares cambian completamente cuando la mujer que accede a albergar el embrión forma parte de la vida de quien solicita la petición, o bien accede a un trato sin la existencia de dinero de por medio. 

“Si sigues en esta actitud voy a violarte”: Cómo el reggaeton ha normalizado la violencia de género

“Si sigues en esa actitud voy a violarte hey así que no te pongas alsadita. Yo se que a ti te gusta por que estás sudadita si ma recién salida de una sauna, que esta noche terminas con una trauma. Llama a la chiquifobia yo quiero vacilar no quiero novia así que ponte contra la pared he he he”. Éstas son sólo algunas de las frases que componen la canción que tiene por nombre ‘Contra la pared’ y cuyo video cuenta con 13 millones de visualizaciones en Youtube.

Sumisión, violencia, sexo y dinero son parte de los elementos que dan vida al reggaeton, uno de los estilos musicales más famosos de los tiempos actuales, el cual a través de sus letras ha normalizado tácitamente la violencia en perjuicio del género femenino. Conceptos que serían abiertamente repudiados en situaciones cotidianas, son insertados en canciones pegajosas que permiten que éstos formen parte del vocabulario que utilizamos a diario sin darnos cuenta de que se trata de un mensaje que invita explícitamente al odio. 

La veneración al género masculino, que tiende a ser el planteamiento central de los videos musicales, responde al factor principal con el que la mujer es presentada como un ser inferior, un objeto sexual y un ser que pide a gritos ser sometida por un hombre que no tenga piedad con ella.

Maluma Vevo

La mayoría de las canciones que suenan en las principales radios latinoamericanas, emergen en base a contenido violento explícito. “Azotar”, “obligar”, “forzar”, “violar”, suelen ser integrados a las canciones como verdaderas prosas literarias para posteriormente ser cantadas por miles y millones alrededor del mundo que paulatinamente utilizan los conceptos como propios. 

“Quiero amarte duro”

“Amarte duro” es el nombre que lleva una de las últimas canciones de Farruko junto a Víctor Manuelle, quienes tomaron un ejemplo de violencia de género de la vida real, para insertarlo en uno de sus éxitos musicales. En febrero del 2009, una serie de fotografías que mostraban a Rihanna lograron apoderarse de internet. La reconocida cantante aparecía junto a múltiples moretones, hematomas y heridas en su rostro, especialmente en sus labios. Días después la noticia se vio fatalmente agravada: Rihanna había sido víctima de violencia por parte de Chris Brown, quien la habría engañado con otra mujer.

TMZ

La fotografía recorrió el mundo en tan sólo un par de segundos. Chris Brown, quien era su novio en ese entonces, fue repudiado de manera global. Hoy y a casi 10 años del episodio, múltiples expertos coinciden en que ese fue el incidente que lo sepultó como artista. Pese a que el cantante de 29 años sigue vigente en la industria de la música, sus canciones dejaron de integrar el “top 5” de los éxitos a nivel mundial.

Rihanna sufrió lesiones de carácter grave por parte de su pareja, sin embargo hay quienes siguen sin entender el trasfondo de la situación. La canción de Manuelle y Farruko habla sobre el profundo amor que sienten por alguien. Los sentimientos hacia ella son tan fuertes que incluso llegan hasta la violencia.

“A diario, te juro que no aguanto las ganas
Y te voy a dar bien duro como Chris le daba a Rihanna
Esas son mis intenciones
Es que quiero amarte duro”.

¿Sentimos lo que escuchamos?

El inicio de la pubertad masculina suele asociarse con videos o cintas pornográficas en las que las mujeres son violadas, sometidas y golpeadas en orden de alcanzar presuntamente la satisfacción sexual. Mujeres de todas las edades ruegan para ser tratadas de forma violenta, hecho que inserta en los jóvenes el deseo o la fantasía de replicar lo anteriormente visto a través de la pantalla. 

A través del tiempo, las canciones ligadas al género del reggaeton se han transformado en una oda a la violencia sexual y a la sumisión femenina, hecho que de alguna manera ha logrado aminorar la gravedad de algunas actitudes y situaciones que hoy dan vida al abuso y a la violencia de género que le ha arrebatado la vida a miles de mujeres inocentes. 

Lineyl Ibáñez
Lineyl Ibáñez

Debido a que este género hoy forma parte intrínseca de la cultura hispanoamericana, no existen espacios que nos inviten a reflexionar sobre la letra de las canciones que repetimos una y otra vez. “¿Sentimos lo que escuchamos?” fue el nombre de una polémica campaña en Colombia, con la cual su autora, la fotógrafa Lineyl Ibánez, buscó crear consciencia sobre la degradación a las mujeres que inscribe el género musical.

“La crítica va dirigida a los contenidos de las canciones que dejan a las mujeres como objetos sexuales, que no solo en las letras son agredidas, sino que además en los vídeos son usadas como símbolos de sexo que más ‘publicidad’ de la música”.

“Muchos aún piensan que esta campaña es exagerada, que es muy extremista. Les informo que es una cruda realidad, no sólo en Bogotá, sino en todo el mundo: las mujeres somos víctimas y estamos luchando por la igualdad y el respeto”.

La crudeza con la que fue llevada a cabo la campaña, difundida en el año 2016 a través de redes sociales, permitió que ésta se volviera viral especialmente por parte de usuarias, quienes reconocieron sentirse ultrajadas por ciertas canciones de reggaeton. De acuerdo a Ibáñez, 8 de cada 10 mujeres encuestadas afirmaron sentirse violentadas por la forma en que los cantantes de este género continúan exteriorizando a las mujeres y normalizando la violencia de género. 

Fue condenada a muerte por protegerse de una violación. Ahora, las mujeres y las ONGs la defienden

Nura Hussein Hamad tiene apenas 19 años, y enfrenta una condena a la pena de muerte. Los jueces se pronunciaron contra ella de manera implacable, y con una decisión que parece ser inapelable. Sentenciada apenas ayer, su caso ha recorrido el mundo con una velocidad impresionante. Incluso desde Amnistía Internacional han llegado a repudiar abiertamente el hecho, que Seif Mangango, el director regional adjunto de la organización calificó como “una crueldad intolerable”. Mangango continuó:

“La pena de muerte es el castigo más cruel, inhumano y degradante. Aplicársela a una víctima no hace más que subrayar el fracaso de las autoridades sudanesas a la hora de reconocer la violencia que tuvo que padecer”.

Una joven sudanesa que buscaba defenderse

La primera pregunta ante una pena de esta categoría es qué clase de hecho llevaría a una persona tan joven a ser tan severamente condenada. Y es justamente su actuar el que ha hecho que las opiniones se dividan en su país de origen.

AP

Según los informes policiales y fiscales, Husein fue condenaba a la pena de muerte por haber asesinado a Abdulrahman Hamad, su marido hace tres años. Un desconocido al que no amaba y por el que no sentía el más mínimo interés. Sin embargo, su padre la obligó a casarse con él cuando tenía 16 años, amparándose en la ley sudanesa del matrimonio infantil, que permite que niños mayores de 10 años contraigan matrimonio.

Decidida a frustrar la boda, la joven escapó de casa. Viajó incansablemente hasta llegar a Jartum, la capital sudanesa, que está a unos 250 kilómetros de distancia de la casa de sus padres. Allá, se hospedó donde una tía y se dedicó a terminar sus estudios. Su principal objetivo era continuar con ellos. Quería convertirse en maestra.

A principios del 2017, comenzó a tener una comunicación más fluida con sus familiares. Las que al principio habían sido amenazas por frustrar una boda que les habría costado mucho llegar a organizar, y por dejar plantado a un novio capaz de entregar una buena dote para la familia, cambiaron. De pronto, los tonos se volvieron más conciliadores, abiertos y comprensivos. Su familia le aseguró que el matrimonio se había cancelado. Podía volver con ellos y decidir sobre su propia vida. Estarían juntos otra vez. 

Pero todo fue un engaño de parte de sus padres. Al volver a casa, se encontró con los preparativos para la boda listos. A la fuerza, fue entregada al novio y obligada a casarse con él. Para abril del 2017, ya estaban viviendo juntos.

Desinteresada por su nueva casa y con un profundo sentimiento de traición, su marido comenzó a presionarla para mantener relaciones sexuales: “consumar el matrimonio”. Ella se negó. No sentía interés afectivo ni sexual por ese hombre, al que consideraba un completo desconocido. Molesto y herido en su orgullo y su agresiva masculinidad, el hombre no estuvo dispuesto a aceptar un no. Llamó a dos de sus hermanos y un primo. Su objetivo era que ellos tres lo ayudaran a violarla.

Según los reportes de Amnistía, el abusador logró cumplir con su objetivo: sostenida y amenazada por los otros tres hombres, fue violada.

Al día siguiente, Hamad intentó volver a abusar de Hussein, pero ella consiguió soltarse y escapar a la cocina. Allá, tomó un cuchillo buscando defenderse. Hamad, subestimándola y aún con un enfermizo deseo sexual, llegó hasta la cocina. Intentó acercarse a ella, pero se lo impidió. Alcanzaron a forcejear un poco antes de que la joven lo acuchillara.

Aterrorizada, Hussein regresó a casa de sus padres. Allá, relató a su familia los hechos y buscó ayuda. Su padre la entregó a la policía. 

Un juicio sin contemplación por la víctima

“Justicia para Noura (Foto: Instagram/Ahmed M’Ayyed)

Enfrentada contra los tribunales en mayo del 2017, Hussein fue declarada culpable de “homicidio voluntario” bajo los parámetros de una vieja ley que no reconoce la violencia en el matrimonio. Mucho menos la consideración de presunta inocencia o legítima defensa en la búsqueda de la prevención de una violación conyugal.

Desde entonces, la víctima de violación y abuso sexual ha estado detenida en una prisión para mujeres.

A pesar de que el caso podría sonar como una terrible derrota para una joven que soñaba con ser profesional y que fue obligada a casarse por la fuerza, siendo traicionada dos veces por su familia, se ha levantado una pequeña esperanza en torno a ella. 

Este último año, ONGs de todo el mundo, y activistas por los derechos de las mujeres y los niños han realizado varias campañas en contra de los matrimonios forzados, posicionando a Hussein como un ejemplo de valentía en contra de la cultura abiertamente machista de Sudán, y las pocas contemplaciones que las legislaciones tienen hacia las mujeres. Alegan que sigan siendo vistas como objetos de consumo y accesorios para sus esposos, más que como sujetos que debiesen tener todo el derecho y validación para tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y sus relaciones afectivas y sentimentales.

AP

Yasmeen Hassan, de la ONG Equality Now (Igualdad Ahora), declaró a la BBC en una entrevista que, a pesar de la notable misoginia y la tristeza que le provocaba el veredicto, no se sentía sorprendida por este:

“Sudán es un lugar extremadamente patriarcal y las normas de género son aplicadas con mucha fuerza. Es un lugar donde las niñas tienen permitido casarse a los 10 años. Está legalizada la tutela de los hombres por sobre las mujeres. A ellas se les enseña a caminar en línea recta y no transgredir nada.

En cuanto a Noura, ella es una chica luchadora, es una chica que quería tener educación y hacer cosas buenas en el mundo. Y está atrapada en una situación que ahora la pone como otra víctima de este sistema”.

Amnistía Internacional, en una declaración fuera de la entregada por su director regional, afirmó que una sentencia de este tipo a una víctima de violación, solo delata la tremenda falla de las autoridades frente a situaciones de violencia de género y situaciones que podrían derivar en estas, como el matrimonio infantil, el matrimonio forzado, y la violación al interior de este. 

AP

Ahora, no queda más que esperar que las ONGs que se han unido en la lucha contra la condena de otra víctima del sistema abusivo y misógino pueda sacarla de la cárcel. Ella merece un juicio justo.

“El único hombre que disfruta trabajar con su mujer”: La frase sexista que Javier Bardem no toleró

Los despampanantes vestidos en la alfombra roja de Cannes se vieron notoriamente opacados con la llegada de Penélope Cruz y Javier Bardem, quienes desde el año 2010, año en que contrajeron matrimonio, se han convertido rápidamente en una de las parejas más aplaudidas de la industria. Además de que ambos conforman la lista de los actores mejores pagados, la pareja es reconocida por trabajar en conjunto tanto en la producción como en el reparto de decenas de películas.

Esta vez no ha sido la excepción. A cuatro días de la apertura del Festival Internacional de Cannes, Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín llegaron a la conferencia de prensa de su nueva película “Todos lo saben”, dirigida por Asghar Farhadi.

Decenas de fotógrafos y periodistas se apostaron en el recinto, con el propósito de obtener un turno para hacer sus preguntas al elenco. Uno de ellos fue el periodista chileno Gonzalo Feito, quien en lugar de indagar en la producción o el feedback que esperan recibir por parte del público a raíz del estreno, descubrió la cara menos amable del actor de 49 años. 

AP
AP

“¿Cómo se siente ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?”, fue la pregunta con la que el periodista logró que todas las miradas se fijaran en él. Bardem miró al suelo, negó con la cabeza y dirigió sus ojos en él. “La pregunta es de una falta de gusto tremenda”, le respondió con dureza.

El silencio que inundó la sala tras la intervención del periodista, fue acompañado por incipientes aplausos por parte de quienes, como muchos otros, no dudaron en tildar la pregunta de “machista”. 

La situación generó polémica de forma inmediata, la cual logró acaparar los titulares de medios de todo el mundo que asistieron a Cannes para cubrir uno de los festivales de cine más importantes de la industria. El nombre del periodista fue repudiado por usuarios de todo el mundo, quienes enfatizaron el hecho de que la discriminación y violencia de género sigue causando risas en lugar de crear consciencia. 

En conversación con Las Últimas Noticias, Gonzalo Feito aseguró que decidió realizar esa pregunta luego de detectar que el ambiente de la entrevista se había relajado. “Hubo risas, relajo, así que dije ‘voy con mi pregunta'”, aseguró el periodista. De acuerdo a su testimonio, ésta nunca fue pensada con el propósito de discriminar, sino que aludía a una pequeña broma, sin embargo Bardem no pensó lo mismo.

 

“Le pedí disculpas a Bardem y él me respondió ‘ya dale, todo bien’. Pero estaba medio enojado. Creo que él no me entendió, no sé. Esto también aplica como pregunta para una mujer. No hay un rollo de discriminación. No sé que pasó, mi pregunta fue un halago. No me sentí bien. Me deprimió que Bardem se sintiera así porque no era mi intención“.

Ya no hace gracia

La rabia y repudio no sólo se manifestó por parte de los asistentes del festival, sino que éste hizo que las redes sociales ardieran. Miles y millones de usuarios, especialmente mujeres, no tardaron en exteriorizar su percepción. Muchas esgrimieron, una vez más, que la época en donde las bromas sobre violencia de género y discriminación hacia las mujeres provocaban risa, se había esfumado y para no volver. 

Múltiples usuarios lamentaron que sigan existiendo personas que busquen causar risas burlándose de la bandera de lucha que sin duda hoy mueve al mundo. Tras las crecientes acusaciones de acoso y abuso sexual (y de poder) en perjuicio de las mujeres, una pregunta de esta naturaleza no hace más que reivindicar a quienes persisten en asegurar que el movimiento carece de validez y sustento. 

“Gracias Javier”

Sin duda alguna, uno de los frentes más difíciles de la actual lucha que llevan a cabo mujeres de todo el mundo alude a que este tipo de temáticas siguen siendo foco y objeto de burla para muchos, especialmente para la población masculina. Hacerlos entender que la risa también responde a una manifestación de violencia intrínseca hacia las mujeres se ha vuelto impracticable. 

Son precisamente este tipo de frases las que ahondan en la desigualdad de género que coexiste en la sociedad. La pregunta realizada por el periodista presume que trabajar con la pareja conlleva a una serie de consecuencias que un hombre debería tolerar. Ésta responde a una suerte de inferioridad de la mujer, quien no debería interferir en la vida del macho, del sostenedor económico, entre otras metáforas que se han vuelto sinónimos tácitos para la palabra “hombre”.

Además de repudiar públicamente la intervención periodística realizada al actor, múltiples usuarios han levantado la voz para esgrimir “Gracias Javier”. En pocas palabras han agradecido a Bardem, quien goza de una posición superior sólo por el hecho de ser hombre, por levantar la voz ante quienes siguen sin entender el planteamiento feminista actual. 

Niña de 8 comió el corazón del primer ciervo que mató con su rifle: El riesgo de crecer sin empatía

“Disparo directo al corazón. Buen tiro nuevamente para Chloe, disparo de hombro seguro a 130 mm 7mm08”, fueron las palabras con las que Johny Yuile, oriundo de Nueva Zelanda, compartió una serie de fotografías de su pequeña hija de 8 años, Chloe, quien hace pocos minutos había matado a su primer ciervo con un disparo directo al corazón. El certero tiro mató de forma instantánea al animal, el cual fue despedazado por ella misma con el propósito de extraer su corazón e ingerirlo. Su padre le explicó que comer el corazón crudo del animal cazado responde al término de una caza exitosa.

Chloe yace cubierta de sangre en el rostro, luego de despedazar con sus dientes el corazón del animal, hecho que es aplaudido por los seguidores y amigos de Johny a través de Facebook. Pese a que este tipo de actos suele representar una verdadera vejación, para Chloe es sólo una caza más, ya que su padre la introdujo en el mundo de las matanzas de animales por diversión cuando tenía apenas ocho meses de edad.

Johny Sarah Yuile
Johny Sarah Yuile
Johny Sarah Yuile
Johny Sarah Yuile

Pese a que la publicación original, la cual exhibe el momento en que la pequeña comió el corazón de su primer ciervo, fue presuntamente eliminada por la violencia gráfica que exhibía, el padre volvió a publicar imágenes de otro de los éxitos de su hija, quien luce en completo éxtasis junto a uno de los animales que mató con sus propias manos en el último tiempo. 

La fotografía tuvo gran repercusión a través de la red y no sólo por parte de los detractores de la caza. Diversos portales y páginas web de caza, replicaron la imagen de la niña para felicitar a Johny, quien busca inculcar su pasión por matar animales a sus hijos pequeños. 

NZ Woman Hunters

“De Johny: ‘Oigan chicas cazadoras, soy un padre orgulloso. Miren a mi pequeña princesa Chloe (8) con su primer ciervo joven. Le disparó desde un arbusto en la granja de unos amigos la semana pasada. Le disparó usando mi hombro para posar el arma. Luego probó un pedazo de su cálido y tembloroso corazón. ¡Así se hace Chloe!'”. 

Una pasión que los une

Desde temprana edad, Chloe y sus cuatro hermanos, quienes actualmente viven en Australia, han crecido en un hogar donde la caza no sólo es percibida como un deporte, sino que como una pasión que los une. El matar animales no responde a una forma de sustento alimenticio, ya que sólo es una práctica que acrecienta su ego y el poder de arrebatarle la vida a un ser inocente, sin justificación alguna. 

Jonathan Yuile

En este caso, la sangre es el premio que obtienen por una velada exitosa de caza. Cuando el hecho de matar a un ser inocente se normaliza de esta forma, los niños crecen junto a la idea que los posiciona como entes superiores. De esta misma forma, las armas de fuego comienzan poco a poco a integrarse en la vida cotidiana de los niños, lo que permite que éstas sean percibidas como elementos que necesariamente deben encontrarse al interior de un hogar. 

La fascinación por las armas y la matanza de animales se va traspasando de generación en generación, imposibilitando cada vez más la eliminación de este tipo de vicios con los que actualmente coexiste la sociedad, los cuales sólo logran sacar lo peor del ser humano. El respeto por la naturaleza y los animales son simplemente valores que difícilmente podrán ser adoptados por los hijos de Jonathan Yuile: desde el día en que nacieron les demostró que un arma de fuego no debía ser vista como un peligro.

Aún cuando actualmente las leyes de armas están siendo objeto de regulaciones y las prácticas de caza sean prohibidas en diferentes países, la crianza con la que crecen miles y millones de niños a nivel mundial faculta que las próximas generaciones se desarrollen carentes de consciencia. 

Pese a que ha transcurrido más de un año desde que fueron tomadas las polémicas fotografías, aún continúan emergiendo detractores a través de redes sociales, en las que la mayoría de los usuarios esgrimen que las habilidades de Chloe serán aún más mortíferas que las de su padre en relación a la caza de animales.

Facebook
Facebook
Facebook
Facebook

Algunos de los comentarios apuntaron a que aquella pasión que recae en arrebatarle la vida a un animal, puede sufrir mutaciones y convertirse en una psicopatía que implica la fantasía de ver como la vida de un ser humano se escapa a través de un disparo.

Crecer sin empatía 

De acuerdo a la psicóloga peruana, Carla Mantilla existe evidencia científica que un niño que disfruta de la crueldad hacia los animales, responde a un peligro en potencia. Pese a que el caso de Chloe posee diferencias con aquellos niños que no crecieron en base de una crianza que venera la matanza animal, la pequeña de ocho años podría sufrir algún tipo de trastorno en su vida adulta.  

“Algunos investigadores clásicos como Hare observaron que la crueldad con los animales (y/o la piromanía) en la infancia podían asociarse luego con el desarrollo de una personalidad psicopática. Sin embargo, la presencia de estas conductas en la niñez no necesariamente predice al 100% el desarrollo de este tipo de personalidad en la adultez. A veces el maltrato a los animales en los niños puede asociarse con otras cosas y otras causas, por ejemplo con curiosidad, por presión de pares o como manera de descargar la agresión”. 

Asimismo, Mantilla esgrime que uno de los efectos que desencadena el maltrato animal desde temprana edad, es que los niños crecen sin conocer el concepto de empatía, el cual no sólo se reduce al sufrimiento de un animal, sino que éste es inherente a cada aspecto en la vida de un ser humano. 

“Debe preocupar, especialmente, cuando en el niño hay un disfrute, un placer asociado a esta actividad, una clara intención de hacer sufrir y obtener una gratificación de ello. Aquí además está presente una dificultad para conmoverse con el sufrimiento, una falla en la empatía (o el componente afectivo de ésta)”. 

#Daddydaughterdates #girlsthathunt #huntress

A post shared by Jonathan Yuile (@johnny_yuile) on

En relación a esto y en el año 2001, Frank Ascione, del departamento de Psicología de la Universidad de Utah (Estados Unidos) escribió una célebre frase para ejemplificar la forma en que la violencia hacia los animales, puede transformarse en violencia interpersonal. 

“El abuso de animales y la violencia interpersonal comparten características: ambos tipos de víctimas son criaturas vivas, tienen capacidad para experimentar dolor y podrían morir a consecuencia de las lesiones infligidas”.