Archivos de la categoría IA

Un papá forzó a su hija a poner a su bebé en adopción porque no aceptaba a su novio. Mira qué pasó

La incomprensión de los padres ha sido históricamente un gran problema para los amores juveniles. Jenna y David eran el uno para el otro, se amaban con locura, pero el padre de ella siempre se opuso a la relación. Las cosas tuvieron un mal desarrollo. Jenna dio a luz a un hijo, el cual dio en adopción y los muchachos se vieron obligados a distanciarse. Las cosas no terminarían ahí. Conoce lo que ocurrió a continuación:

“Esta es Jenna”, preguntó la voz del teléfono.

Jenna agarró el aparato con una mano temblorosa. La voz sonó exactamente igual a como ella imaginó que sonaría. Idéntica a la de su padre.

Jenna sabía hace 30 años que este día llegaría. Los niños adoptados siempre quieren saber todo sobre sus familias biológicas. Ella comenzó a sentir temor, pero también euforia, mientras llevaba la conversación con un hombre joven al teléfono.

En 1967, Jenna se enamoró de David. Pero la familia de David era de un sector pobre de la ciudad. El padre de Jenna era controlador y abusivo, por lo que no aceptó que saliera con él. Gracias a la ayuda de amigos, la pareja podía verse a escondidas.

Cuando Jenna se dio cuenta de que estaba embarazada, su padre se puso furioso. Forzó a su hija a vivir con un familiar hasta que el bebé naciera. Con el corazón roto, David se unió al ejército y fue enviado a la guerra. Le escribió cartas a Jenna, pero su padre las arrojaba a la basura. David trató de escribirle a una amiga de Jenna, tratando de saber noticias de ella, sin embargo la chica nunca recibió los mensajes.

Jenna volvió a casa luego de que naciera el bebé. No dejaba de pensar en el pequeño que había podido sostener en sus manos sólo un instante. Y se preguntaba cómo serían sus padres adoptivos. También soñaba con el día en que tendría la edad suficiente para dejar el hogar y escapar de su padre abusivo. Después de la graduación, Jenna fue a la universidad, más adelante consiguió un trabajo en una gran ciudad. Nunca volvió a su pueblo natal. El enojo que tenía con su padre por no haberla dejado quedarse con el hijo y tampoco casarse con David, era demasiado fuerte.

El recuerdo del amor perdido y del hijo que nunca conoció, hizo que Jenna desistiera de casarse. Se mantuvo ocupada trabajando como profesora de escuela. Las organizaciones de ayuda a mujeres maltratadas y madres solteras, se volvieron su pasión. Jenna trabajó muy duro para ayudar a otros.

Pero siempre, en su memoria, sabía que este día llegaría. Su hijo la buscaría y querría saber por qué no lo amó lo suficiente como para quedárselo.

“Podríamos reunirnos pronto”, dijo el hombre joven al teléfono. Su nombre era Bradley. Jenna accedió a que viajara a la ciudad para visitarla. Él tenía treinta años y estaba casado. Tenía dos niños.

Después de que ella colgó, Jenna deseó haberle preguntado a Bradley si fue capaz de encontrar a David. Pero dejó el pensamiento morir y comenzó a prepararse para la visita de su hijo.

Los días se arrastraban. Las emociones de Jenna volaban. Pasaba de la excitación de ver a su hijo, al temor de que ella no le gustara o no la entendiera.

Finalmente el día llegó. Jenna condujo al aeropuerto dos horas antes porque estaba demasiado nerviosa como para quedarse sola en casa. Se comía las uñas por la inquietud. El vuelo de Bradley se anunció. Jenna llegó a la puerta y estiraba el cuello para ver a quien llegaría. Una vida de pesadillas y arrepentimientos llenó su mente.

De pronto, ahí estaba, justo enfrente de ella. Un abrazo tan apretado que llegó a levantarla, fue el primer contacto que tuvo con su hijo en treinta años. Se abrazaron y lloraron por varios minutos. Luego un niño pequeño llegó a agarrarse de la camiseta de Bradley.

“Papá, tengo sed”. Jenna abrazó a su nieto, luego a su hermana mayor. Abrazó a su nuera y después a Bradley otra vez. El niño pequeño comenzó a gritar y a correr hacia otro hombre. “¡Abuelo!”, decía.

El mundo de Jenna se detuvo. No podía ser. ¿Cómo? ¿Era realmente él?

Bradley besó a Jenna en la mejilla. “Sí, es realmente él. Lo encontré la semana pasada y ha venido a mi casa a visitarnos. Estaba muy excitado de saber que me encontraría contigo hoy. Él no se ha casado tampoco, ¿sabes?”.

David agarró al niño pequeño, luego sus ojos se encontraron con los de Jenna. Entonces bajó a su nieto. En un instante llegó hacia ella. Se abrazaron.

El fin de semana terminó demasiado pronto. Bradley y su esposa le hicieron prometer a Jenna que los iría a visitar. Cuando llegaron al aeropuerto, David ayudó a la familia de Bradley a organizarse.

“Dónde volarás tú?”, le preguntó Jenna.

“Yo no iré a ningún lado”, contestó. “He extendido mis vacaciones. Tendremos muchos años para recuperar lo nuestro”.

Bradley fue capaz de presenciar el matrimonio de sus padres ese mismo año.

¿Qué te pareció la historia?

Ella vio a dos policías comiendo y dejó una servilleta en su mesa. Jamás imaginó lo que generaría

Los policías no suelen ser muy queridos por algunas personas por diferentes razones como corrupción, racismo o violencia desmedida. En Estados Unidos en los últimos años esto se ha intensificado con las acusaciones que han recibido por cometer crímenes de odio contra personas de raza negra e inmigrantes. Pero no siempre hay que meter a todos en el mismo saco y justamente eso fue lo que pensó una joven en un restaurante de la ciudad de Kansas City.

El capitán Rance Quinn y el capitán George Sims, dos policías de aquella ciudad, se encontraban almorzando en un restaurante local cuando de pronto una adolescente se acercó a su mesa y les dejó una servilleta. En esta había una simple pero bella nota que marcó mucho a estos dos hombres. Luego la compartieron en Facebook y el mensaje no tardó en viralizarse por las redes sociales con mensajes de apoyo de las personas.

Esta es una foto de la servilleta que luego fue compartida por la cuenta oficial de la policía de Kansas City en Facebook.

Fuente
Fuente

“Gracias por mantenernos a salvo”

Desafortunadamente, antes de que los hombres tuvieran tiempo para reaccionar y agradecerle a la chica por el gesto, ella se había ido. Lo curioso es que a continuación, una madre se acercó a ellos con sus dos hijos pequeños y una humilde petición. Según relata la cuenta de la policía en Facebook, uno de los chicos tenía 5 años, era sordo y siempre había querido conocer a un oficial de policía. Luego de este gesto la señora agradecida le regaló a los policías un ticket para comer gratis.

Después los policías quisieron ir a pagar la cuenta pero la mesera del local les informó que la mesa que estaba detrás de ellos había pagado su comida. En esa mesa estaba la chica que les había dejado la nota.

El oficial Quinn contó al canal de televisión Fox 4 News que desde entonces lleva consigo la servilleta con ese mensaje que le da fuerzas para trabajar de buena manera. Además le dejó un mensaje de agradecimiento a la chica:

“El mensaje que nos diste ese día fue muy potente. No cambies como eres. Mantén eso contigo por el resto de tu vida“.

Mira este video con más detalles sobre este hermosa noticia:

Es probable que no sepas quienes son, pero hace 30 años (literalmente) salvaron Europa

El 26 de abril de 1986 pasó una de las tragedias más recordadas de la historia. El reactor Nº4 de la central nuclear de Chernóbil estalló durante una prueba de seguridad mal ejecutada, como consecuencia de 24 horas seguidas de manipulaciones insensatas y más de 100 violaciones del Reglamento de Seguridad Nuclear de la antigua Unión Soviética. Todo esto llevó a dos grandes explosiones en horas de la madrugada.

cher6
pripyat-city.ru

Apenas sucedió esto, los denominados liquidadores, que fueron a lidiar rápidamente la situación, fue un grupo compuesto de bomberos, científicos y especialistas en la industria nuclear. Cientos de ellos murieron de forma heroica tratando de luchar contra el monstruo que tenían enfrente de ellos. Al mismo tiempo hubo militares, e incluso miles de voluntarios de la Unión Soviética, en su mayoría estudiantes y recién graduados de las facultades de física e ingeniería nuclear. 

cher1
pripyat-city.ru

Los liquidadores no sabían, a primeras horas de lo ocurrido, que había estallado el reactor. En realidad nadie lo sabía. Debido a este motivo, en un primer momento se echaron sobre el agujero millones de litros de agua y nitrógeno líquido, con el propósito de mantener frío y proteger así el reactor que creían a salvo y sellado más allá de las llamas y el denso humo negro. Esto contribuyó a empeorar las consecuencias del siniestro, pues el agua se vaporizaba instantáneamente al tocar el núcleo fundido a más de 2.000 ºC; y salía disparada hacia la estratosfera en forma de grandes nubes de vapor que el viento arrastraría en todas direcciones.

cher3
pripyat-city.ru

Cuando el fuego quedó extinguido por fin, no sólo había pasado la contaminación al aire, sino que ahora tenían una gran cantidad de agua acumulada en las piscinas de seguridad bajo el reactor. Estas piscinas de seguridad, conocidas como piscinas de burbujas, se hallaban en dos niveles inferiores y tenían por función contener agua por si fuese preciso enfriar de emergencia el reactor.

cher4
pripyat-city.ru

Estas piscinas estaban llenas de agua y sobre ellas estaba el reactor abierto, fundiéndose lentamente. En cualquier momento, todos estaban conscientes de que podía empezar a caer el agua provocando una o varias explosiones de vapor. Si esto hubiera pasado, hubiese multiplicado a gran escala la contaminación provocada por el accidente, destruyendo el lugar y afectando a todo Europa. 

Sólo había una solución a este grave problema: vaciar las piscinas, pero manualmente ya que los sistemas de control estaban destruidos. El gran inconveniente es que las válvulas estaban bajo el agua, dentro de la piscina, cerca del fondo lleno de escombros altamente radioactivos que la hacían brillar en color azul. 

chr2
Valeriy Yurko

Alguien tendría que caminar, un paso detrás del otro, hacía el reactor -reventado y ardiente y donde la radioactividad era intensa- para luego sumergirse en el agua para abrir las válvulas a mano. 

cher2
Sergei Supinsky, Getty Images

Todos sabían que era un viaje sólo de ida. La decisión se tomó rápido cuando Alexei Ananeko y Valeriy Bezpalov se ofrecieron como voluntarios. Ambos eran ingenieros nucleares y sabían a lo que iban. 

Antes de partir se dieron cuenta que necesitarían un ayudante para sujetarles la lámpara subacuática desde el borde de la piscina mientras ellos trabajaban en las profundidades. Un joven trabajador de la central llamado Boris Baranov se ofreció. 

chr1
pripyat-city.ru

Cuentan las historias que los tres se despidieron de su familia, se abrazaron y así echaron a andar hacia la lava radioactiva en que se había convertido el reactor Nº4…

thened
pripyat-city.ru

Es así que al poco rato ya ni se les oía ni veía pero de pronto un millón de metros cúbicos de agua radioactiva escapaba en dirección al repertorio. ¡LO HABÍAN LOGRADO! 

cherahora
energia-nuclear.net

Muchos dicen que salvaron a Europa, o al menos a millones de personas en aquel frío día de abril. Fueron a la muerte conscientemente, por responsabilidad y humanidad, para que muchos otros pudieran vivir. 

No hay películas de ellos. Muchos no saben ni sus nombres. Incluso no circulan fotos de ninguno de los tres. Sin embargo, 30 años después de su acto heroico, los recordamos de la mejor manera.

cherrr
energia-nuclear.net

Es probable que no sepas quienes son, pero hace 30 años (literalmente) salvaron Europa

El 26 de abril de 1986 pasó una de las tragedias más recordadas de la historia. El reactor Nº4 de la central nuclear de Chernóbil estalló durante una prueba de seguridad mal ejecutada, como consecuencia de 24 horas seguidas de manipulaciones insensatas y más de 100 violaciones del Reglamento de Seguridad Nuclear de la antigua Unión Soviética. Todo esto llevó a dos grandes explosiones en horas de la madrugada.

cher6
pripyat-city.ru

Apenas sucedió esto, los denominados liquidadores, que fueron a lidiar rápidamente la situación, fue un grupo compuesto de bomberos, científicos y especialistas en la industria nuclear. Cientos de ellos murieron de forma heroica tratando de luchar contra el monstruo que tenían enfrente de ellos. Al mismo tiempo hubo militares, e incluso miles de voluntarios de la Unión Soviética, en su mayoría estudiantes y recién graduados de las facultades de física e ingeniería nuclear. 

cher1
pripyat-city.ru

Los liquidadores no sabían, a primeras horas de lo ocurrido, que había estallado el reactor. En realidad nadie lo sabía. Debido a este motivo, en un primer momento se echaron sobre el agujero millones de litros de agua y nitrógeno líquido, con el propósito de mantener frío y proteger así el reactor que creían a salvo y sellado más allá de las llamas y el denso humo negro. Esto contribuyó a empeorar las consecuencias del siniestro, pues el agua se vaporizaba instantáneamente al tocar el núcleo fundido a más de 2.000 ºC; y salía disparada hacia la estratosfera en forma de grandes nubes de vapor que el viento arrastraría en todas direcciones.

cher3
pripyat-city.ru

Cuando el fuego quedó extinguido por fin, no sólo había pasado la contaminación al aire, sino que ahora tenían una gran cantidad de agua acumulada en las piscinas de seguridad bajo el reactor. Estas piscinas de seguridad, conocidas como piscinas de burbujas, se hallaban en dos niveles inferiores y tenían por función contener agua por si fuese preciso enfriar de emergencia el reactor.

cher4
pripyat-city.ru

Estas piscinas estaban llenas de agua y sobre ellas estaba el reactor abierto, fundiéndose lentamente. En cualquier momento, todos estaban conscientes de que podía empezar a caer el agua provocando una o varias explosiones de vapor. Si esto hubiera pasado, hubiese multiplicado a gran escala la contaminación provocada por el accidente, destruyendo el lugar y afectando a todo Europa. 

Sólo había una solución a este grave problema: vaciar las piscinas, pero manualmente ya que los sistemas de control estaban destruidos. El gran inconveniente es que las válvulas estaban bajo el agua, dentro de la piscina, cerca del fondo lleno de escombros altamente radioactivos que la hacían brillar en color azul. 

chr2
Valeriy Yurko

Alguien tendría que caminar, un paso detrás del otro, hacía el reactor -reventado y ardiente y donde la radioactividad era intensa- para luego sumergirse en el agua para abrir las válvulas a mano. 

cher2
Sergei Supinsky, Getty Images

Todos sabían que era un viaje sólo de ida. La decisión se tomó rápido cuando Alexei Ananeko y Valeriy Bezpalov se ofrecieron como voluntarios. Ambos eran ingenieros nucleares y sabían a lo que iban. 

Antes de partir se dieron cuenta que necesitarían un ayudante para sujetarles la lámpara subacuática desde el borde de la piscina mientras ellos trabajaban en las profundidades. Un joven trabajador de la central llamado Boris Baranov se ofreció. 

chr1
pripyat-city.ru

Cuentan las historias que los tres se despidieron de su familia, se abrazaron y así echaron a andar hacia la lava radioactiva en que se había convertido el reactor Nº4…

thened
pripyat-city.ru

Es así que al poco rato ya ni se les oía ni veía pero de pronto un millón de metros cúbicos de agua radioactiva escapaba en dirección al repertorio. ¡LO HABÍAN LOGRADO! 

cherahora
energia-nuclear.net

Muchos dicen que salvaron a Europa, o al menos a millones de personas en aquel frío día de abril. Fueron a la muerte conscientemente, por responsabilidad y humanidad, para que muchos otros pudieran vivir. 

No hay películas de ellos. Muchos no saben ni sus nombres. Incluso no circulan fotos de ninguno de los tres. Sin embargo, 30 años después de su acto heroico, los recordamos de la mejor manera.

cherrr
energia-nuclear.net

Esta mamá acepta solicitud de amistad de un extraño. Lo que pasa después es escalofriante

Cada día, las redes sociales se vuelven un tema de más y más alerta. Y es que ahora esas peculiares plataformas nos han definido de mil maneras. Cada vez que queremos subimos alguna foto o nos etiquetamos en el lugar donde estamos. Compartimos abiertamente nuestra información, confiando en los “amigos” que tenemos agregados a estas famosas redes sociales. Esta historia acaba de volverse viral porque es más que espeluznante. Es una gran advertencia… PARA TODOS.

Una mamá había estado navegando en su Facebook y repentinamente le llegó una solicitud de amistad. Un amigo, de un amigo. No lo pensó dos veces y aceptó. 

fb

Así, siguió su rutina diaria, y fue a dejar a su pequeña hija al colegio. Su primer día de clases. Era obvio que tenía que “postear” algo. No tuvo mejor idea que compartir una foto de su pequeña e incluso incluir la ubicación del colegio. 

bb

“Wow, el tiempo sí que vuela, siendo mamá. Mi niñita en su primer día de clases. Que triste pero ella se ve adorable ¿no? 

-Mamá en su estado de Facebook-

Era obvio que ni se acordaba que había agregado minutos antes a un completo, completo desconocido. Y bueno, ese desconocido no dudó en robarse la foto de su pequeña y reenviarla a unos 60 amigos más de él. Lo que sí es que su descripción de la foto es un poco diferente.

“Niña americana. Edad 5. Cabello rubio. Ojos verdes”.

Después de que pasó el día, la madre regresó feliz a recoger a su hija… planeando poner otro estado del exitoso primer día. Desgraciadamente, no hay ninguna pequeña de 5 años para poder tomarle foto y compartirla en Facebook.

¿Por qué? Porque ese amigo desconocido, era un traficante de niños y esta madre no pensó en la consecuencia de sus actos. No le importó exponer por completo su vida, exponer a su hija, y así tan fácilmente, en un par de clicks la perdió.

Esta historia se ha hecho viral para que todos estemos conscientes de que el mal uso de estas plataformas nos pueden costar más que unos “me gusta”.  La persona que compartió la historia exige que los padres dejen de exponer a sus hijos. 

Esta pareja va a adoptar a un recién nacido. Cuando llegan al hospital la realidad los impacta

Allison y Josh Lewis se conocieron en el colegio y rápidamente se enamoraron. En el 2000 se casaron y tuvieron 4 hijos y adoptaron a uno más. Su familia estaba completa, o al menos eso es lo que ellos creían, pero la vida les puso una complicada prueba que día tras día han ido superando.

Allison Lewis
Allison Lewis

En 2015, justo en el cumpleaños número 30 de Allison, ella recibió una llamada de un amigo quien también es un abogado que trata temas de adopción. Él sabía que ellos habían contemplado la posibilidad de adoptar una vez más. Les dijo que había una mujer embarazada que no iba a poder quedarse con su hijo y les preguntó si estaban interesados. La pareja respondió con un sí rotundo.

El día del parto, la familia iba rumbo al hospital en Carolina del Norte cuando recibió una llamada del amigo: “¿Josh tiene las dos manos en el volante?”, preguntó. La noticia era importante.

Les informó que no nacería solo un bebé, en realidad eran dos.

“Siempre me cuesta describir las emociones que teníamos en ese momento. Era algo parecido al éxtasis, deleite, abrumados, aterrados”.

-Allison-

Por si una noticia tan grande no fuera suficiente, al poco tiempo el abogado llamó otra vez. En esta ocasión su tono de voz era diferente.  “Lamento decirles esto (…) los médicos piensan que el segundo bebé no sobrevivirá”.

Así que cuando llegaron al hospital encontraron dos cosas. Un saludable bebé abrazando a las enfermeras y en contraste, una pequeña en cuidados intensivos que había nacido sin cerebro.

Allison Lewis
Allison Lewis

 

“Los médicos nos miraron con compasión y dijeron, ‘No se la tienen que llevar. Sabemos que esto no es por lo que firmaron'”.

-Allison-

Tanto Allison como Josh dijeron al mismo tiempo: “Es nuestra hija”.

Allison Lewis
Allison Lewis

Ellos pasaron 3 semanas en ese hospital muy lejos de casa cuidando a la niña, cuando estuvo suficientemente estable, volaron hacia su hogar para internarla en el hospital local. Después de 44 días, Ava Leigh Lewis por fin fue a casa con su familia.

“Elegir que Ava sea nuestra hija fue una de las cosas más ‘difícilmente fáciles’ que hemos hecho. Tenemos múltiples visitas a la semana de su equipo de cuidados (…) sus visitas son un recordatorio de que la vida de Ava en la tierra probablemente terminará mucho antes”.

Allison Lewis
Allison Lewis

La mamá le contó a The Little Things que ellos hablaron abiertamente del tema con los demás niños. Ellos saben que la vida de su hermana será muy corta, “pero ellos saben que tenemos un montón de amor en un corto periodo de tiempo”.

Conoce la conmovedora historia en este video:

Quedó totalmente desconcertada cuando un niño se le acercó a su hija. Nunca pensó que pasaría esto

Estamos en un mundo, donde estamos constantemente batallando por la igualdad y el respeto mutuo entre las personas. Esta madre compartió una hermosa historia, que no hace más que robarnos sonrisas y hacernos reflexionar. Hace poco esta mujer se encontraba con su hija en la playa cuando repentinamente, un niño se le acercó a su niña. La miró y le dijo su nombre. Le preguntó el de ella. A los pocos minutos se fueron cada uno por su lado.

Después de que pasaran unos 5 minutos más, el pequeño volvió corriendo, gritando el nombre de la menor. Ella voltea y fue recibida por una gran sonrisa de parte del chiquito. Es así que comparten un par de minutos de conversación.

Antes de comenzar a correr y jugar, la madre de la niña le pidió permiso a la mamá del pequeño para que les tome una foto de ellos juntos. Poco después, era hora de marcharse y los dos pequeños se despidieron como unas 20 veces, entre abrazos y risas. 

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 18
hrtwarming.com

“Este es el momento que nosotros los humanos entendemos que es muy simple no juzgar, ni ver el color, ni la raza. No existe el odio. Dos niños conociéndose al atardecer, jugando y compartiendo un gran momento. Es todo lo que ellos vieron. Este mundo podría ser un lugar mucho mejor si actuáramos todos como estos dos pequeños” 

-La mamá que compartió la historia-

Esta fue la reflexión de esta madre después de presenciar esta hermosa historia con sus propios ojos.

El nuevo trailer de “X-Men: Apocalipsis” finalmente muestra lo que tanto esperamos: a Wolverine

Diez años después de los hechos ocurridos en X-Men: Días del futuro pasado, los caminos de Magneto (Michael Fassbender), Raven (Jennifer Lawrence) y Charles Xavier (James McAvoy) se han separado. Pero volverán a unirse cuando un aterrador mutante llamado Apocalipsis despierte (el más poderoso del universo X-Men). El nuevo trailer de la película X-Men: Apocalipsis, dirigida por Bryan Singer, tiene otras grandes sorpresas, como la corta pero muy emocionante aparición de Wolverine (Hugh Jackman).

La película que todos los fanáticos de Marvel están esperando, se estrenará en mayo de 2016.

En X-Men: Apocalipsis, las cosas no se ven muy bien.

Una gran amenaza para la tierra ha despertado. Un verdadero Apocalipsis.

Y se ha aliado con los más poderosos mutantes. Incluido Erik (Magneto).

Sin duda alguna, el mundo necesita a los X-Men.

Para salvar a Charles Xavier.

Y para salvar al mundo.

Pero para lograrlo, necesitarán un poco de ayuda…

¿Viste esa mano?

Mamá abandonó a su bebé de 1 día. 16 años después se entera de la increíble identidad de su hija

Esta es la historia de Jennifer. Una mujer que nació sin piernas y fue abandonada al día de nacida por sus padres biológicos, presuntamente por su condición. Afortunadamente, una maravillosa pareja de Illinois, la adoptó y la criaron para llegar a ser lo que ella quisiera. Pero esta jovencita tenía su sueño muy en claro: quería ser como Dominique Moceanu, campeona mundial de gimnasia. 

Muchos no creían en Jennifer. Sin embargo, sus padres adoptivos siempre la incentivaron a cumplir todo lo que se propusiera. Así, es que la joven llegó a ser campeona de gimnasia en concursos locales, a la temprana edad de 7. 

¡Esto sólo es el comienzo de la historia! Cuando pasaron los años, Jennifer no resistió y le preguntó a sus padres cuál era su apellido biológico para así, de repente, llegar a saber quiénes eran sus padres.

A pesar de sentir un poco de temor, sus padres le confesaron la verdad … ¡Su apellido era MOCEANU!

Sí, Moceanu, tal y como su ídola de toda la vida, la conocida deportista que sacó el puntaje más alto en la historia de la gimnasia. 

Es así que Jennifer no dudó en contactar a Dominique y confirmaron que son hermanas. La misma gimnasta comentó que cuando leyó la carta de la joven no se lo podía creer, fue una sorpresa para todos. 

Una grata sorpresa. 

Ahora, Jennifer vive en Hollywood y trabaja como gimnasta. Definitivamente una gran historia, y sobre todo inspiradora. Podemos hacer todo lo que nos propongamos.

Cuando quisieron asaltar a esta mujer con su bebé, su temerario instinto maternal sorprendió a todos

Aunque nos cueste y moleste admitirlo, los atracos ocurren todos los días en todo el mundo. Cada ladrón tiene sus propias razones para llegar a asaltar a alguien que, con trabajo duro, ha llegado a tener lo que tiene. Por eso, cuando alguien quiere quitarte el fruto de tu esfuerzo, es muy probable que busques la manera de evitarlo, incluso llegando a hacer acciones demasiado temerarias.

Cuando este tipo quiso robar en el local de Nathalie Leclerc-Pelan, a ella poco le importó llevar a su bebé en brazos para enfrentar al ladrón.

Cuando daban las 22:30 horas del 22 de abril de 2016, en la localidad francesa de Champ-du-Boult, un hombre de 21 años ingresó al negocio apuntando con una pistola a la primera persona que vio: la dueña del negocio, Nathalie Leclerc-Pelan. Hasta ese momento, ella cargaba a su bebé -al que trataba de hacer eructar– pero frente a la amenaza del delincuente, tuvo que cambiar sus planes.

Calmadamente, fue hacia adentro, dejó al pequeño y volvió para “atender” al ladrón.

“Estaba intentando hacer que el bebé eructara cuando escuché ‘¡La caja! ¡Esto es un atraco!’… Pensé que se trataba de una broma de un cliente, pero me pareció de muy mal gusto, teniendo a un bebé en brazos”, explicó la propietaria al medio Normandie Actu.

Tras poner al niño a salvo, la mujer volvió a lidiar con el delincuente motivada solamente por el instinto y convencida de que era una broma. Con nervios de acero, recibió la mochila en la que el ladrón quería llevarse el botín y con la misma procedió a espantarlo hasta sacarlo del negocio.

“Me dije que era imposible que encañonara a un bebé, tenía que ser una broma”.

El diario Le Figaro contó que el asaltante volvió unos minutos después al local en que tanto la propietaria como los demás presentes lo recibieron sin abrazos.

También agregaron que el joven delincuente había sido expulsado de su FJT (sistema francés de residencias para menores de 30 años que buscan reinsertarse en el mercado laboral) tras una riña. Por eso, cuando la policía francesa atrapó e interrogó al hombre, éste dijo que el hambre lo motivó a cometer el asalto.

Además, explicó que, de haber visto al pequeño, no habría intentado el asalto.

El video captado por la cámara de seguridad fue subido a internet por el Normandie Actu, ya tiene más de 900 mil visitas y puedes verlo a continuación.

¿Y tú, te atreverías a reaccionar como esta mujer?