Archivos de la categoría Estilo de vida

12 cosas sólo te harán reír si tienes la vocación de educar

Algunos dicen que es la mejor profesión del mundo. Gracias a ustedes es que casi todos hemos logrado alcanzar nuestros objetivos en la vida, pero ser profesor no debe ser tarea fácil. En realidad a veces me pregunto, ¿por qué alguien decide ser profesor? Hay que tener mucha paciencia para tratar de enseñar a cientos de personas que por momentos parece que están completamente perdidas. En tal caso si eres una de estas almas caritativas, seguro te vas a sentir identificado con algunos de estos puntos.

1. Sabes que muy dentro tuyo quisieras hacer esto todos los días


2. Ya perdiste la cuenta de los lápices que has comprado hasta hoy y que tus alumnos han perdido


3. Tu profesión no te permite faltar ni un sólo día al trabajo. ¿Quién controlaría a estos monstruos?


4. Con el tiempo has ido desarrollando técnicas de protección efectivas


5. Esperar a que tus alumnos se callen no es realmente una opción


6. Sabes que puedes llegar a ser muy cruel con tus alumnos, y te encanta

profe1

7. ¿Por qué siempre te dicen lo mismo?

memes-de-los-profesores

8. A veces te sorprende lo que tus alumnos son capaces de hacer


9. Tratas de mantenerte calmado durante todo la semana


10. Cuando abres tu correo y encuentras uno de ese padre en especial


11. Por momentos puedes llegar a sentirte hasta orgulloso de tus estudiantes

11. Tu mayor satisfacción es cuando llega el verano y tienes 3 meses de vacaciones, mientras tus amigos tienen que trabajar TODOS los días

A la final SÍ es la profesión más bonita del mundo.

11 cosas que todo veinteañero debería saber sobre la vida laboral

Llegó el momento de estrenarte en la vida profesional. Ya saliste de la universidad y es hora de que enfrentas la tan temida realidad. Sí, es HORRIBLE, pero aunque no lo creas igual puede ser muy divertida y es mucho mejor que estar en la universidad porque ahora tendrás tu propio dinero. Así que toma nota, que estos consejos te van a servir.

1. Consigue tu primer trabajo en lo que sea que te llame la atención. Este es el momento para probar muchas cosas antes de definirte. No te presiones


2. Tendrás que trabajar con personas muy desagradables y debes aprender a comportarte


3. Además, dentro de esas personas habrá gente mucho mejor que tú y no debes sentirte mal por eso


4. Empezarás a tratar temas más serios que con quién te juntarás a hacer el proyecto de Economía


5. Muchas veces vas a sentir que no tienes idea de lo que haces en tu trabajo. No te asustes, a todos nos pasa y con el tiempo vas a aprender


6. Un tropiezo en tu hoja de vida no va a arruinar tu carrera profesional


7. Aunque ames un trabajo seguramente habrá algo mejor y debes dejarlo ir


8. No puedes evitar el fracaso, nos persigue a TODOS


9. Sea lo que sea, encuentra un equilibrio entre tu vida laboral y tu vida personal


10. Deberás cambiar un POCO tu estilo al vestir


11. Y el consejo más importante de todos: no te frustres por la temperatura de tu oficina. Siempre va a estar muy fría o muy caliente. Eso NO tiene solución

11 desastres con el denim que OBVIAMENTE ocurrieron en los 90

Todos amamos el denim. Sin duda es una de nuestras prendas preferidas y que va bien con todo. Pero hubo una época muy oscura, en la que esta HERMOSA prenda fue utilizada con barbarie y que NUNCA nadie va a poder olvidar. Seguro tu cometiste uno que otro pecado como los que verás a continuación.

 1. Vestirte de pies a cabeza con denim sólo podía hacerte ver ridícula

1
@PromptsByDee

2. Combinar las prendas de denim con tu mejor amiga

2
Getty Images / David Klein

3. O peor aún con tu novio (esta no te la vamos a perdonar nunca Brit)

3
@Travelholic92

4. Estos pantalones hablan por sí solos…

4
@FVSHIONRI0T

5. Alguien alguna vez pensó que esto se vería bien


6. Vestirte elegante para una ocasión especial y arruinarlo con una chaqueta de denim

29
Association Images

7. Usar jeans con campanas cada vez más anchas

7

8. Como si no fuera suficiente aparecieron las chaquetas de denim LARGAS (como abrigos, pero feos)


9. No tengo nada que decir de estas gorras…NADA

GORRAS
Yui Mok

10. Pequeñas e incomodas faldas de denim…

8
@2000sQandA

11. Y lo peor de todo, usar pantalones de denim debajo de un vestido. ¡Esto fue el colmo!

10
@eliz_morgan

Bueno como ven esta época nos vuelve a sorprender con la cantidad de aberraciones que existieron. Gracias a los astros, nos hemos reivindicado.

8 aspectos ocultos de tu personalidad según la forma en que usas tu almohada

Cuando dicen que todos somos diferentes, es verdad. Pero a pesar de eso, hay muchas otras cosas que nos hacen iguales, o al menos parecidos, y que revelan increíbles aspectos de nuestra personalidad. La forma en la que duermes esconde un montón de información acerca de ti, especialmente la forma en la que tienes contacto con tus almohadas y la posición en que las usas. Descubre cuál es tu posición y qué es lo que revela acerca de tu personalidad, a continuación:

1. Perfectamente enrollada bajo tu cuello

Bueno, no sé qué tan común sea esta práctica… Pero si este es el tipo de relación que tienes con tu almohada, entonces tienes una tendencia a mantener una vida estructurada, con mucha claridad y organizada. Las personas con este estilo para dormir son muy eficientes en sus tareas del día a día, disfrutan de llevar una rutina específica para evitar el caos y encontrar la felicidad en los detalles.


2. Como si fuera tu cuchara pequeña

Esta es una posición muy común, ya que abrazar la almohada es una costumbre que se asemeja bastante a la posición de los niños pequeños cuando abrazan sus mantas. Probablemente estés pensando que entonces es una señal de inmadurez, pero no. Esta posición habla de una persona que está en búsqueda de comodidad y menos responsabilidades, sensaciones asociadas a la niñez. Pero también puede significar algo muy distinto: Instintos maternales, la necesidad de entregar cariño y proveer protección, ¿hay alguien tu vida que lo esté necesitando? Porque esa podría ser la explicación.


3. Totalmente aplastada bajo tu cabeza

Si en realidad no tienes un “orden” para usar tu almohada y terminas simplemente aplastándola, para encontrarla destruida a la mañana siguiente… Entonces probablemente gozas de una mente muy creativa y desinhibida, con un montón de ideas que quieres hacer al mismo. Por eso tu almohada es un desastre, hay muchas cosas pasando por tu cabeza.


4. Apoyada sobre la cabecera de tu cama

Esta forma de usar tu almohada habla de que eres una persona que se mantiene en estado de alerta, principalmente porque dormir no es algo que disfrutes mucho hacer. Tienes mucha energía, por lo que descansar es algo que parece más una obligación que algo que harías por placer, porque disfrutas mucho más estar haciendo cosas durante el día.


5. Enrollada alrededor de tu cabeza

Si esta es la forma en la que estás durmiendo, no es necesario que te preocupes, pero sí que prestes algo de atención a tu vida. Esto suele ser una señal de que algo falta en tu vida y estás buscando seguridad a la hora de partir al mundo de los sueños, algo así como un ancla, para sentirte a salvo. Pero en serio, tranquilidad. Solo debes encargarte de reconocer qué es lo que es y solucionarlo mientras no estás durmiendo, así verás como incluso tu posición natural para ir a dormir… Cambia.


6. Haciendo un sándwich con tus brazos

Un brazo bajo la almohada, otro sobre ella y tu cabeza entre ellos. Esa es la posición que caracteriza a las personas que tienen un muy buen sentido de empatía en sus vidas. Estás frecuentemente buscando la forma de ayudar a las personas que te rodean, resolviendo problemas y pensando en soluciones para todos.


7. Constantemente cambiando por el otro lado

Esto es algo que todos nos hemos encontrado haciendo, porque encontrar la posición perfecta para tu almohada puede ser complicado. Pero si más que un evento, esto es una constante en tus horas de sueño… Entonces podrías considerarte una persona ambiciosa. No significa que seas una personas volátil y que no puede comprometerse, sino que crees fuertemente en que las cosas siempre pueden ser mejores, porque la excelencia puede ser lograda. Además, no tienes miedo a probar cosas nuevas ni mucho menos aprovechar tus oportunidades.


8. En el suelo, lo más lejos posible de ti

Ya sea lo hagas antes de irte a dormir o inconscientemente mientras duermes, esta es una clara señal de que no estás conforme con la autoridad. Porque mientras te controlas durante la mayor parte del día, tu subconsciente está decidido a hacerse escuchar y no va a tolerar una maldita almohada si eso te hace sentir menos libre. Y honestamente, creo que esto me ha pasado más de alguna vez.

¿Puedes encontrar la relación entre tu forma de usar la almohada y tu personalidad?

10 técnicas sencillas para sobrevivir a la temporada de examenes

No sabes por qué, pero siempre que se acerca la temporada de exámenes entras en estado de pánico y nervios. Intentas estudiar, pero el terror de reprobar ese examen se hace cada vez más latente y te desconcentras todo el tiempo. Pasan los días y tu única técnica “infalible” es desgastarte leyendo todo los apuntes, libros y otras cosas que podrían ayudarte a obtener una calificación destacable y no fallar en el intento. Sin embargo, aunque no lo creas (o no lo quieras admitir), existen técnicas mucho más sencillas y, de hecho, con mejores resultados que sólo leer. Inténtalo.

1. Pídele a alguien que te haga preguntas

Lo sé, quizá esta técnica la has escuchado miles de veces, aunque también podría apostar a que no te atreves a probarla o, simplemente no has tenido el tiempo de hacerlo. Prepararte para un examen con esta técnica sí es efectivo, pues así vas practicando el nivel de preguntas y cómo las respondes. Míralo de esta manera: estás respondiendo tu examen antes de tiempo y hasta puedes usar la misma respuesta y ensayar cómo la vas a redactar.


2. Haz un pequeño esfuerzo diariamente

Consiste simplemente en levantarte un poco más temprano, para desayunar bien, por ejemplo; darte una ducha con agua fría, comer bien y evitar la comida chatarra, pues será peor para ti.


3. Prepara tus propios resúmenes

¡Los resúmenes siempre son infalibles! La idea, eso sí, es que los prepares tú mismo y después intentes volver a resumirlos, con el fin de que logres comprender la idea principal y aprendas de lo que estás estudiando.


4. Ten una agenda o bloc de notas

Tener una agenda o bloc de notas es esencial para ordenar tus ideas y escribir aquellas cosas que se te queden en el tintero o sobre las que tengas dudas y quieras consultar después.


5. Si vas a estudiar toda la noche, entonces ten comida a mano

Para que no te estés levantando y desconcentrando todo el tiempo, es necesario que lleves comida a tu lugar de estudio y tengas ahí mismo por si el hambre te ataca. Eso sí, no abuses y lleva snacks. Si vas a cenar, almorzar o desayunar, entonces tómate tu tiempo y hazlo como corresponde.


6. ¡Decora con post it!

Además de lo llamativo del color, los post it son tu mejor aliado por si quieres hacer ese resumen enorme y pegarlo en la pared de tu pieza. Así podrás leer y recordar mejor lo que estudiaste.


7. Pregunta todo lo que quieras a tus profesores

Los profesores están para enseñarte y, además, responder TODAS tus dudas. No te olvides de eso y, si es necesario, inúndalos con preguntas. Probablemente no te las responderán todas, pero sí te recordarán por tu interés en la clase.


8. Echa una mirada rápida a tus apuntes la noche anterior al examen

A modo de refresco, puedes mirar por última vez tus apuntes la noche anterior al examen. Pero no en modo de estudio, sino que relajadamente, tal como si leyeras el periódico.


9. Aprende técnicas de relajación

Como yoga, pilates, meditación o simplemente ejercicios de respiración para que te relajes durante ese difícil momento.


10. ¡Estudia!

No vas a obtener mágicamente una buena calificación si no estudias o no te preparas para ello, así que es por eso que SIEMPRE es recomendable que seas consciente y te prepares de buena forma, y con antelación, para tus exámenes.

11 lecciones de vida que ‘Ciudades de Papel’ nos enseñó

Bien sabemos que John Green está de moda; y no por nada. Y es que sus últimos libros han revolucionado a más de una cabeza lectora, no sólo por sus entretenidas historias, sino también por todo lo que estas nos pueden enseñar. Detrás de cada frase hay un mundo por descubrir, y esto fue lo que yo pude rescatar cuando leí Ciudades de Papel:

1. Las apariencias engañan

Margo demostraba a todo el mundo (o simplemente proyectaba) ser una chica fuerte, segura, confiada y con un rumbo de vida completamente definido. Sin embargo, finalmente nos damos cuenta de que está muy lejos de ser la joven valiente y decidida que todos creen que es. Ella está tan perdida como todos sus compañeros, tratando de encontrarse a sí misma, buscando sueños y metas que cumplir.

Por otro lado, Lacey Pamberton, la ‘fiel’ amiga de Margo, sorprende positivamente a Quentin (y a todos nosotros), cuando descubre que esta chica popular tiene en realidad mucho más que ofrecer que sólo belleza. Esa termina siendo, de hecho, la menos importante de sus lindas cualidades.


2. No existen personas inalcanzables

Desde el comienzo del libro, Margo es una fantasía a la que Quentin le llama “milagro”. Una joven hermosa, misteriosa y llena de vida, que, a fin de cuentas, existe sólo para demostrar que nos enamoramos más de ideas que de personas.

En este caso Quentin está dispuesto a abandonarlo todo por una persona que apenas conoce pero que a grandes rasgos parece ser una chica genial. Sin embargo, Margo no tiene adjetivos que la califiquen, porque Margo es simplemente una chica.

Ciudades de Papel nos enseña que no existen personas inalcanzables, por que las idealizamos, y nos enamoramos de sueños, no de realidades, de ideas, no de personas.


3. Vemos las cosas que queremos ver

Cuando Margo “se pierde”, Quentin cree que ella le ha dejado miles de pistas para que él logre dar con su paradero. Es tal la realidad que este chico se inventa en su cabeza, que hasta nosotros creemos que ha sido así, y deseamos con ansías que Q logre encontrarla. Sin embargo, finalmente nos damos cuenta de que Margo no había dejado ninguna pista para él. Ella estaba en su propio viaje y no lo contabilizaba dentro de sus planes. Para todos es una gran sorpresa, sin embargo nos damos cuenta de cómo modificamos la realidad como esta nos convenga más.

Quentin REALMENTE veía pistas y señales donde NO las habían.


4. La perseverancia es la clave de todo

Aunque las pistas hayan sido “falsas”, Quentin se involucró tanto en su misión y en su sueño de encontrar a Margo, que lo logró. El chico falló mil veces antes de dar con ella, se frustró en el camino, quiso dejarlo todo, pero sus ganas de resolver este acertijo eran tan grandes que vio cada obstáculo como una nueva oportunidad de volver a comenzar.

Esto nos demuestra que aunque nuestro objetivo sea completamente loco, y que sólo nosotros nos lo hayamos inventado, mientras creamos en él y perseveremos para alcanzarlo, todo es posible.


5. Los amigos verdaderos sí existen y son completamente imperfectos

No importa si eres adicto al Omnictionary, que tus padres coleccionen Santa Claus negros o que tu sueño sea ser el más popular de la escuela; cuando hay amistad de verdad, lo distintos que seamos entre nosotros es indiferente. Y es que Ciudades de Papel nos demuestra el tipo de amistad inquebrantable. Nos enseña a esos amigos de verdad que por muy locas que sean nuestras ideas, no nos juzgarán ni nos pedirán explicaciones por nuestras elecciones cuando sean distintas a las de ellos. Nos demuestra que un amigo verdadero nunca te pedirá argumentos y entenderá que tu vida es tuya y que no es su rol entender o criticarte por cada decisión que tomas. 


6. No sólo existen ciudades de papel, también personas

A lo largo del libro, Quentin se va encontrando con diferentes tipos de personas. Conserva a esos inquebrantables amigos como lo son Radar y Ben, conoce a personas nuevas (y geniales) como Lacey, y a otras no tan geniales. Así, se da cuenta de que en el mundo no sólo existen ciudades de papel como Agloe, sino que también hay personas de papel; vacías, inexistentes, sin objetivos y sin metas. Eso le demuestra exactamente lo que NO quiere ser.


7. Los errores son lo que te van marcando el camino

¿Cuál es la enseñanza entonces? Que los errores son COMPLETAMENTE necesarios. Y es que hay veces en las que buscamos en el lugar equivocado, pero no lo sabremos hasta que lleguemos a ese lugar equivocado. Apostamos todas nuestra fichas a un sólo juego, creyendo que esa es la mejor opción, pero no sabremos que no es así hasta que hayamos perdido todas nuestras fichas. Por lo tanto, hay veces en las que tenemos que perdernos para encontrarnos. Sólo así, cuando hayamos tocado fondo, podremos ver con claridad.

Hay cosas que simplemente tenemos que vivir para aprender, no importa cuántas veces nos adviertan que estamos yendo por el camino equivocado.


8. La importancia de saber decir adiós

El punto de quiebre del libro se da cuando Q decide quedarse en Agloe a esperar a que Margo aparezca, mientras que todos sus amigos deciden regresar. En ese momento pensamos que Quentin ya se ha pasado de la raya, y que no está pudiendo manejar la situación. Sin embargo, nos calla la boca a todos cuando finalmente (sin un plan organizado), y después de todo lo que ha pasado, Margo le propone que se quede con ella y él le dice que no se imagina cuántas veces soñó con que le dijera eso, pero que debe irse. Y esa, a pesar de ser la decisión más difícil para Q, es definitivamente la mejor.


9. La felicidad es un viaje, no un destino

Esta lección de vida no puede estar mejor interpretada en el libro. Es casi literal.

Cuando Quentin, sus amigos y Lacey deciden embarcarse en el viaje en búsqueda de Margo, lo hacen con un propósito fijo (con el que supuestamente Q -por fin- será feliz): encontrar su paradero. Sin embargo, el propósito del viaje cambia completamente a medida que se desarrolla, ya que en él todos viven los más increíbles momentos, esos que jamás olvidarán.

Esto nos enseña que la felicidad no llega una vez que se alcanza una meta, sino que está está en el día a día, en esos increíbles instantes y que los momentos más memorables son los más ordinarios.


10. Todos nos merecemos un milagro

Cuando comienza el libro, Quentin dice que él cree que “todos nos merecemos un milagro” en la vida, o por lo menos algo especial. Con esto se refiere a que no necesariamente vamos a ganar la lotería, que encontraremos el elixir de la juventud o que nos ganaremos un viaje para recorrer todo el mundo en muchos años sabáticos, pero sí pequeñas cosas que nos harán felices y nos enseñarán el sentido de la vida, y que por eso, serán milagrosas o enormemente grandiosas.


11. No existen finales “felices”

O en realidad el final feliz es relativo. Quentin encontró a Margo y ella no lo estaba esperando con los brazos abiertos para que vivieran felices para siempre. De hecho, volvió solo a casa, sin nada de lo que había ido a buscar. Sin embargo, eso fue lo que lo hizo más feliz.

El final de las historias no tiene por qué ser como el de las películas mientras te haga bien y feliz.

16 cosas que te pasan si tienes los pies demasiado grandes

Sí, todos conocemos a esas personas que tienen pies demasiado pequeños y que deben lidiar con no encontrar siempre la talla adecuada de sus zapatos. Sin embargo, ¿dónde quedan los que sufren de lo contrario? ¿Dónde están los que tienen los pies grandes? También existen y, créeme, pasan por los mismos problemas y situaciones que quienes tienen pies pequeños o, incluso, peores. Si eres una de estas personas, probablemente te sientas identificadas con estas cosas que verás a continuación.

1. La gente siempre reacciona igual cuando le dices cuánto calzas

pies

2. Los calcetines te quedan demasiado cortos


3. También te pasa: te cuesta demasiado encontrar tu número de calzado. No hay tallas tan grandes


4. Para ti es imposible comprar zapatos por Internet

#bigfeetproblems

A photo posted by Laura Caranfil (@laura_caranfil) on


5. Y, si encuentras, siempre tienen algún problema o son “deformes”

Bought new slippers…stupid massive boat feet My feet are cold! #bigfeetproblems

A photo posted by Elena Davies (@elenalucie) on


6. Sí, también te han dicho: “pie grande”


7. Si eres mujer evitas usar tacos, pues hacen que tus pies se vean mucho más grandes


8. No puedes evitar mirar lo enormes que se ven tus pies al lado de los de alguien más

grandes1

9. Cuando empacas para viajar tus zapatos usan demasiado espacio en tu maleta


10. No puedes evitarlo, TODOS tus calcetines tiene agujeros

Maayybee time to retire these socks.. #holymoly #holesocks #mismatch

A photo posted by Jessica K Alaniz (@jessss_cause) on


11. Sueles tropezarte todo el tiempo en las escaleras


12. Tienes que evitar constantemente aquellos zapatos que realzan el tamaño de tus pies

I don't get why people keep on telling me that I have unusually large feet. #bigfeetproblems

A photo posted by JASON (@jasonhermosa) on


13. No puedes compartir tus zapatos con alguien


14. Sabes que tu vida no es para nada fácil teniendo pies tan grandes

Poor #drizella I feel your pain!! #bigfeetproblems

A photo posted by @for_drizella on


15. Si te encuentras con alguien que tiene el pie tan grande como tú, entonces automáticamente es tu amigo


16. Sin duda, lo peor que pueden decirte es: “No, lo siento, no fabricamos ese número”

¡Piedad de mí!

8 maneras de interpretar las miradas mientras estás hablando con alguien

Cuando las personas dicen que los ojos son las ventanas del alma es por algo, aunque eso definitivamente aún no está comprobado por la ciencia, los expertos en lenguaje corporal tienen muy claro que la forma en que utilizamos nuestros ojos habla bastante sobre lo que realmente sentimos mientras nos comunicamos.

Desde la dirección en la que miras, hasta el tamaño de tus pupilas, todo tiene un significado… Y acá tienes 8 maneras de empezar a descubrir mucho más acerca de la persona con la que estás conversando.

1. La clásica mirada hacia abajo

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Bastante común, pero no necesariamente valorada. La mirada hacia abajo indica inmediatamente una dificultad para mirar directamente a los ojos, lo que podría ser provocado por un sentimiento de culpa o vergüenza. Hay algo que los está incomodando y es necesario saberlo para poder acabar con el patrón.


2. Desviando la mirada hacia arriba y a la derecha

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Según la teoría, las personas miran hacia arriba y a la derecha cuando están mintiendo o están a punto de hacerlo. La explicación a esto dice que se debe a que ese es el sector donde se encuentra el área del cerebro que controla la imaginación, sin embargo, el solo hecho de evitar el contacto visual debería ser una señal.


3. *Girando los ojos*

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Si has estado cerca de una persona que tiene su lenguaje facial bien desarrollado, probablemente ya conoces esta mirada. Y no tiene nada de cómoda. Principalmente porque eso es exactamente lo que intenta hacer, girar los ojos es una señal inequívoca de aburrimiento, desdén y falta de interés.


4. Dilatando las pupilas…

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Algo totalmente inconsciente y por lo mismo, muy interesante. La dilatación de las pupilas es un reflejo natural de nuestro cuerpo a cambios físicos, como la cantidad de luz en el ambiente, pero también podría indicar un cierto tipo de atracción hacia alguien o algo. Una forma muy sincera además, porque no podemos controlarlo.


5. Casi cerrando un ojo y levantando una ceja

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Confusión, simplemente mucha confusión. Por lo general esta mirada es un tanto involuntaria y es provocada por una combinación de emociones que hace difícil la tarea de elegir una. El resultado es una mirada que indica sorpresa, confusión o una simple duda frente a la otra persona.


6. Mirando a la izquierda

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Completamente lo contrario a lo que significa mirar a la derecha, el sector izquierdo del cerebro se relaciona con la memoria, por lo que es probable que la persona con la que hablas esté pasando por un momento nostálgico o simplemente intentando recordar algo específico para contarte.


7. Mirando a través de las pestañas

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Bordeando la línea entre la coquetería y la timidez, este tipo de mirada realmente indica una sensación de nerviosismo por la que se dificulta la mirada directa y limpia, evitando el contacto visual pero al mismo tiempo intentando mantenerlo. Eso suena muy coqueto, quizás así fue que se transformó en una señal de atracción.


8. Haciendo contacto visual fijo

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

Probablemente la mejor señal que podrías estar recibiendo de la persona que tienes en frente, ya que es un indicador de buenas habilidades para escuchar, mucha honestidad y además confianza. Excepto cuando el parpadeo es demasiado rápido o la mirada muy intensa, ya que eso podría ser un signo de ansiedad. Prácticamente, esta es la mirada que todos queremos recibir mientras conversamos.

¿Cómo crees que son tus habilidades para leer el lenguaje de los ojos?

17 problemas que vives en secreto cuando eres una abuela atrapada en un cuerpo joven

Las abuelas están en todas partes, incluso en el alma de muchas personas jóvenes que viven día a día siendo unas verdaderas ancianas, pero que deben intentar vivir de acuerdo a lo que la edad de sus cuerpos les exige. Si estás en tus veintitantos y prefieres quedarte tomando una tacita de té antes que salir de fiesta, felicitaciones, eres una abuela atrapada en un cuerpo joven. Y estos son los 17 problemas que vives en secreto.

1. Tuviste que aceptar que tu edad psicológica es cercana a los 100 años


2. Has tenido que aprender a vivir con aflicciones del cuerpo que no son normales para tu edad física


3. Y en secreto, sientes que mereces el asiento preferencial tanto como cualquier otra persona de edad avanzada


4. Tienes que buscar excusas para no decirle a tus amigos que prefieres quedarte tomando té en tu casa


5. Porque cuando hablan de aprovechar la juventud, tú en lo único que puedes pensar es que ya quieres jubilar


6. Por eso tienes que aguantar que te llamen abuela todo el tiempo


7. Aparte entender la tecnología se te hace muy difícil


8. Tienes un pasatiempo que podrías fácilmente compartir con las señoras más ancianas de tu barrio


9. A veces tu comportamiento puede parecer como el de una persona senil


10. Pero debes contener tus ganas de regañar a todos los niños que ves en la calle haciendo maldades


11. Especialmente cuando les contestan feo a sus padres


12. En secreto, disfrutas mucho ir a comprar al almacén y conversar con tus vecinos


13. Simplemente no puedes entender la necesidad de vestir ropa incómoda


14. El sueño ataca tu cuerpo muy temprano y no tienes más remedio que hacerle caso


15. Pero temprano por las mañanas estás con el cuerpo lleno de energía


16. Tienes un temperamento que no cualquiera es capaz de soportar


17. Y sueñas con el día en que te conviertas en una verdadera abuela, porque para ese entonces ya no te importará nada

10 posturas de yoga que puedes hacer sin salir de la CAMA

El yoga es una actividad que pueden disfrutar personas de toda edad y condición física. Casi siempre es una terapia de relajación para el cuerpo y la mente. Pero en algunas ocasiones puede ser un poco complicado llegar a consolidar todas las posturas que se requieren, en especial cuando el espacio para hacerlo no es el adecuado. En esta ocasión traemos 10 posturas de yoga perfectas para hacer en tu cama antes de ir a dormir. Ahora podrás practicar YOGA en la comodidad de tu cama.

1. Meditación profunda

574--1
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta es la postura perfecta si estás buscando meditar por un minutos antes de empezar con las rutinas más fuertes. Siéntate en esta posición en tu cama y trata de limpiar tu mente para liberar ese peso.


2. Inclinación hacia adelante

574--2
Macarena Salinas/UPSOCL

Siéntate y ve inclinando hacía adelante tus manos hasta llegar lentamente a topar tu pies. Esta postura es perfecta para estirar la espalda antes de ir a dormir.


3. El Balasana

574--3
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta postura es de las básicas a la hora de empezar con una rutina de Yoga. Mantente en esta posición hasta que te sientas cómodo, mientras respiras profundamente.


4. Torsión espinal

574--4
Macarena Salinas/UPSOCL

Para realizarla sólo debes sentarte con las piernas estiradas, los pies flexionados y la espalda recta. Lleva la pierna izquierda, doblada, sobre la pierna derecha que sigue estirada y lleva el muslo izquierdo tan cerca de tu abdomen como sea posible.


5. La diosa dormida

574--5
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta postura es una las más relajantes en esta lista. Para empezar, debes estar acostado sobre tu espalda, y doblar las rodillas. Presiona las plantas de los pies y simplemente deja que sus piernas cuelgan a ambos lados.


6. Piernas en la pared

574--6
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta es una postura especial para meditar. Empieza por sentarte en tu cama mirando hacia la pared. Túmbate y extiende las piernas hacia arriba en la pared.

Deja que tus brazos descansan a los lados, con las palmas hacia arriba. Respira suavemente y siente el estiramiento en la parte posterior de las piernas.


7. Rock-A-Bye Roll

574--7
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta es una postura para relajar, pero a la vez es muy estimulante físicamente. Acuéstate sobre tu espalda y abraza tus rodillas hacia el interior del pecho. Es muy fácil.


8.Postura del Pichón

574--8
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta pose es uno de las más intensas físicamente, pero es maravillosa para las piernas cansadas.Ponte a gatas, manteniendo las manos al ancho de los hombros.

Lleva la rodilla izquierda hacia adelante, entre tus manos, y estira tu pierna derecha hacia atrás en la cama. Exhala, y dobla el cuerpo hacia delante por encima de tu rodilla izquierda.

Permanecer allí durante el tiempo que te sienta cómodo. Hazlo durante un par de minutos, si es posible, a continuación, cambia al otro lado.


9. Giro simple

574--9
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta pose es perfecta para hacerla por la mañana y estar listo para enfrentar el día.

Acuéstate sobre tu espalda y abraza las rodillas suavemente hacia el pecho. Mantén las piernas detrás de las rodillas con tu brazo izquierdo, y lleva las rodillas hacia abajo de la cama en tu lado izquierdo. Puedes estar con esta postura por un rato y luego cambiar de lado.


10. Pose del pez

574--10
Macarena Salinas/UPSOCL

Esta pose puede ser un poco intensa al principio, en especial para aquellos que pueden tener dolor en la espalda. Acuéstate sobre tu espalda, y desliza las manos debajo de las caderas. A continuación, levante el pecho lentamente, y estira la cabeza hacia atrás. Permanece así durante un rato, luego baja y repite.