Archivos de la categoría Bad Bunny

Esto fue lo más leído de la semana en Lifeboxset

1. De cómo Bad Bunny musicalizó mis primeros meses de soltería

Jamás nos imaginamos que un reggaetonero iba a ayudar a alguien a superar una ruptura.

2. Paren todo, habrá una nueva serie inspirada en Selena Quintanilla

La reina del Tex-Mex, finalmente tendrá la serie que muestre su carrera.

3. Camila Cabello, por fin cuenta sus razones para separarse de Fifth Harmony

Después de unos años Camila Cabello, cuenta la triste salida del grupo que la puso en el mapa.

4. Bonobo anuncia su primer presentación en México

Bonobo, llega a la CDMX para dar su primer show full band.

5. ¿Por qué todos están hablando de ‘The End Of The F**king World’?

Estos son los motivos porque los que debes ver la serie del momento en Netflix.

La entrada Esto fue lo más leído de la semana en Lifeboxset aparece primero en LifeBoxset.

El fresa del salón se junta con el barrio: Escucha lo nuevo de Bad Bunny y Enrique Iglesias

¿Es Bad Bunny el nuevo Pitbull?

Hubo una época en la que la fórmula para pegar, era escribir una canción, invitar a Pitbull y cobrar en dólares.

Y antes de que hagan gestos, ¿de verdad me lo van a negar? ¡Pitbull colaboraba en todos lados!

Hoy, parece ser que por el lado de Bad Bunny, las cosas ocurren de manera muy similar.

El puertorriqueño que irrumpiera en el spotlight de 2017, se aleja un poco de su clásico círculo de colegas y productores, para trabajar con un pez gordo de la música en español.

Casi como cuando el fresa de tu salón, se juntaba con el más barrio de tu cuadra, la colaboración entre Enrique Iglesias y Bad Bunny, ofrece un vistazo un tanto similar en el que Iglesias, aporta esa línea pop medio reggaetonera que han estado transformando (o deformando) en los últimos 5 años, para luego complementarse de un rápido verso cortesía del conejo malo.

La verdad, tiene lo suyo. Así que por eso se los pasamos y les dejamos un poquito más de Bad Bunny por acá en Lifeboxset:

La entrada El fresa del salón se junta con el barrio: Escucha lo nuevo de Bad Bunny y Enrique Iglesias aparece primero en LifeBoxset.

De cómo Bad Bunny musicalizó mis primeros meses de soltería

Fuffas… Qué difícil estar soltero.

Mejor dicho, qué difícil estar soltero los primeros 3 meses. Es un infierno. Más cuando duraste muchos años (en mi caso 7) con la misma persona y él o ella, al final, decidió de un día para otro apagar el switch y echarte la culpa de todo.

Y te la crees. Por un momento, pasas por ese duelo de creer que fuiste el malo. Entonces te regañas, te lastimas, te preguntas “¿Cómo pude haber hecho todo eso?” y te lamentas.

Luego viene que te ignoren. Que hagan como que nunca hubo nada. Que te acusen de “stalkear” por redes sociales, pero que desconozcas que del otro lado, hacen exactamente lo mismo. Y es que ahí reside todo: En que te hacen sentir “el malo” de la película, y de nuevo, te la crees.

Yo pasé de escuchar Cigarretes After Sex (y casi suicidarme en el proceso), a invertir largas horas en mixes de lo-fi hip-hop en Youtube.

Todos los sonidos melancólicos del mundo me entendían, y yo los entendía a ellos. 

El Loveless de My Bloody Valentine me pegaba, “Colors And the Kids” de Cat Power me tiraba a la lona, y definitivamente escuchar a Elliot Smith era como auto-patearme el corazón en cada intento.

Necesitaba algo nuevo en mi vida; no la tristeza conocida, no los mismos discos.

Necesitaba algo nuevo en mi vida, y ese algo, no estaba dentro de mi zona (musical) de confort. Ese algo no estaba en viejos vinilos de Lebanon Hanover u Orchestral Manouvers In The Dark. Necesitaba sentirme fuerte, empoderado, necesitaba aceptar mis demonios y necesitaba vestirme de gala con ellos.

En pocas palabras:

Necesitaba perreo

Así que comencé a ir a perreos. Comencé a pasármela bien. Comencé a decir “Wey, ya estuvo de juzgar a lo pendejo. Vamos a divertirnos bien” y de hecho, sí divertirme.

Comencé a sonreír mientras cantaba “Todavía me acuerdo de ti”, y coreaba “Tú me dejaste caer, pero ella me levantó” aunque, honestamente, no hubiera una “ella”. Pero me daba fuerza, me hacía pensar que sí.

Y esto evolucionó. Pasó de reggaetón viejito a esta especie de “trap latino” qué, honestamente, no sé qué tanto tenga de “trap” pero vaya, no entremos en detalles.

De repente sí había una ella. De repente ya había pasado un tiempo y ya no era el llorón retorcido que ardía en ansiedad, por ver a mi ex en el Metrobus o encontrármela en la calle. De repente, era muy consciente de mi alrededor y de mis ganas por sentirme bien. Y creo, de verdad, que fue ahí cuando llegó.

Estaba leyendo a una amiga que me contaba como mi ex hablaba pésimamente de mi, y decía que definitivo, había sido de las peores cosas que le habían pasado. Luego, esa misma noche, una de sus “colegas” del trabajo, hizo un comentario similar en un bolerama y PUM! , llegó a mi; el lugar cambió de track y sonaba Bad Bunny en el fondo. “Soy Peor”. Lo recuerdo clarito.

A partir de ese momento, para bien o para mal, me sentí súper identificado.

Esa vibe de “sí, sí, soy un de lo peor, ¿y qué?”, me dio una nueva forma de ver las cosas.

Igual y sí fui malo, igual y sí estaba haciéndolo todo al revés. Pero, ¿y qué? ¿Apoco todos los demás son perfectos?

Y más que eso, más que darme cuenta que quizás sí fui malo, escuchar las canciones de este dude, me hicieron pensar que más que ser un de lo peor, existía la posibilidad de haber sido un “de lo mejor”, y de verdad darme cuenta de las cosas buenas que hacía o tenía. Y por ende, empoderarme. Sentirme menos mal. Sentirme fuerte ante la situación y así, sin más, dejar ir lo que tenía que dejar ir.

Pasé de ser un inseguro de primera, a esta especie de Tony Montana de las rupturas que se sentía orgulloso de ser él mismo.

¿Está muy lastimoso? Quién sabe. A mi me hizo sentir espectacular. Mucho. Y entre más pasaba el tiempo, más que escucharlo porque sonaba en todos lados, lo escuchaba por elección propia.

A veces se me olvidaba, y volvía a entrarme ese miedo a estar solo y preguntarme “¿Y si está con alguien más?”. Pero luego, la música volvía a darme un levantón; daba play a algún track sin vergüenza de este puertorriqueño y todo estaba bien. Volvía a sentirme “fuerte” ante la situación.

Hasta las colaboraciones que parecían meterme el pie, tenían sus de repentes que me hacían sentir en otro nivel.

Hoy, la verdad es que el asunto está bien superado. Para ser honestos, Bad Bunny ya ni siquiera está en mi top de plays y sólo lo escucho de vez en vez, en alguna fiesta.

Pero lo aprendido, lo vivido, pues, fue una experiencia que me hace sentir muy bien y la verdad, me da mucha risa.

Bad Bunny, grandísimo cabrón, me ayudaste a superar a mi ex de 7 años en cuestión de meses. Hiciste lo que darme mis discos viejos no logró, y me ayudaste a sacar una versión menos insegura de mi.

Me emociona pensar en la música nueva que llegará a mis oídos, ahora que viene una nueva etapa. Pero al menos, me queda el recuerdo de que en la primera, este personaje fue el que le puso canciones a buena parte de mi 2017.

Gracias perreos en la ciudad de México. Gracias reaggetón viejito. Gracias, finalmente y después de todo un proceso, Bad Buny.

La entrada De cómo Bad Bunny musicalizó mis primeros meses de soltería aparece primero en LifeBoxset.

Playlist: Posada Perreo

Llegamos al final de nuestras playlist temáticas de temporada y para cerrar con broche de oro, el gusto culposo ya no tan culposo de todos nosotros: un poco de reggaeton.

Porque seamos honestos, va a pasar que en tu posada el momento de perreo se haga presente tarde o temprano. Estas canciones no deben faltar.

La entrada Playlist: Posada Perreo aparece primero en LifeBoxset.

Major Lazer se une a Bad Bunny para exterminar “Despacito”

Major Lazer

Por más que tratemos de evitarlo, es momento de aceptar que el reggaeton llegó al mundo con la misión de quedarse, de otra forma no estaría sonando en ningún lugar. “Despacito” rompió todos los récords del mundo, incluso tiene el video más visto en la historia de YouTube.

Solo hay alguien que nos puede salvar y es Major Lazer que, con ritmos cada vez más latinos, le está apostando a la joven promesa de Puerto Rico que lleva el nombre artístico de Bad Bunny.

Con tan solo 23 años, Bad Bunny ya tiene varios éxitos sonando en todos lados. Más que reggaetonero, el originario de Puerto Rico años se dedica a rapear y pertenece al género trap. Hoy ha salido una de las mejores colaboraciones del año que puedes escuchar acá abajo.

Vía YouTube.

La entrada Major Lazer se une a Bad Bunny para exterminar “Despacito” aparece primero en LifeBoxset.